Análisis de la Samsung Galaxy Tab S5e: comodidad, autonomía y diseño a partes iguales

De todos es sabido que el mercado de las tablets no pasa por su mejor momento. Sin embargo, a lo largo del último año ha habido un incremento en el apartado de ventas potenciado por marcas como Samsung que sigue apostando por las tabletas inteligentes. Este tipo de dispositivos no se encuentra dentro de la tendencia actual, pero todavía quedan algunos usuarios que suelen utilizarlos de forma habitual. Eso sí, casi siempre suelen ceñirse a los hábitos relacionados con el ocio. En esta ocasión traemos una review diferente en la que dejamos a un lado los smartphones para analizar en profundidad la nueva Samsung Galaxy Tab S5e.

La nueva tableta de Samsung llegaba al mercado español hace un par de semanas como un dispositivo ultraligero con una gran portabilidad. Hablamos de una tableta inteligente que quiere rivalizar de tú a tú con el AirPad Air y de la que ya pudimos sacar nuestras primeras impresiones. Ahora, y después de un análisis exhaustivo, te contamos todo lo bueno y lo malo de este dispositivo, los fallos más habituales y las cualidades a tener en cuenta para que puedas conocer todos y cada uno de los detalles de la nueva Samsung Galaxy Tab S5e.

Especificaciones

  • Pantalla de 10.5 pulgadas Super AMOLED
  • Dimensiones: 245,0 x 160,0 x 5,5 mm
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 670 Octa Core
  • Almacenamiento interno de 4GB + 64GB o 6GB + 128GB ampliable con microSD
  • Cámara trasera de 13MP
  • Cámara delantera de 8MP
  • Otros: puerto USB 3.1 Tipo C, conector para auriculares, acelerómetro, sensor de huella digital, desbloqueo facial, giroscopio, sensor geomagnético, sensor de luz RGB.
  • Conectividad: Wi-Fi 802.11 a / b / g / n / ac 2.4G + 5GHz, VHT80 MU- MIMO, Wi-Fi Direct, Bluetooth v5.0
  • Batería de 7,040 mAh con carga rápida
  • Colores: negro, plata y oro.
  • Sistema operativo Android 9 Pie bajo One UI

Una tablet muy ligera con un diseño premium

Como ya ocurrió con la Galaxy Tab S4, Samsung ha decidido apostar por un diseño exquisito donde se nota ese acabado premium que quieren otorgar a sus nuevas tabletas. La Samsung Galaxy Tab S5e se muestra al mundo con una estética elegante en la que no pasan desapercibidos los adornos localizados en la parte inferior y superior trasera y donde el color metalizado se muestra como el auténtico protagonista. En este caso, nosotros hemos podido analizar el modelo plateado, pero también puede encontrarse en el mercado en variantes oro y negro.

El cuerpo de la Galaxy Tab S5e está fabricado en metal pulido que sienta bastante bien a la mano y que, seguramente, sea una de las claves para consensuar una ligereza impropia de este tipo de dispositivos. La nueva Tablet de Samsung tiene un peso total de 400 gramos y unas dimensiones de 24,5 x 16 x 0,5 centímetros. Aquí resalta una delgadez extrema de 5,5 mm. con la que se confirma la existencia de un dispositivo realmente ligero y tan cómodo como fácil de transportar. Resulta sencillo llevar de un lado a otro esta tableta, ya sea en la mochila o en una simple carpeta, no dará problema alguno a la hora de cargar peso.

En la parte delantera nos encontramos con una pantalla excelente que aprovecha muy bien el cuerpo del dispositivo completada por una cámara delantera localizada en la parte superior. En los laterales aparecen el sensor de huellas dactilares como botón de encendido, los controladores de volumen y el compartimento para la tarjeta SIM y microSD. El borde izquierdo está completamente limpio de botones, pero si incluye un apartado especial para conectar el teclado Samsung DeX que analizaremos más tarde. Si nos vamos hacia la parte trasera, la cámara principal se localiza en la esquina superior izquierda dejando así casi toda la carcasa limpia excepto por el logo de Samsung localizado en el centro y la marca de AKG en la zona inferior. Sin olvidarnos de unos altavoces repartidos por ambos marcos incluyendo el conector USB tipo C en el inferior.

En general, hablamos de una tablet extremadamente ligera que puedes llevar a cualquier sitio sin tener que hacer mucho esfuerzo que integra un diseño tan elegante como cómodo y donde los botones se muestran como uno de los puntos un poco más negativos. Al estar todos situados en el mismo lateral, el botón de apagado y los de volumen pueden confundir en alguna ocasión y quizá hubiera sido adecuado cambiarlos de ubicación. Por puntualizar, creemos que el sensor de huellas queda demasiado alto, pero lo cierto es que funciona bastante rápido.

Una pantalla de calidad dedicada al consumo de contenido

La pantalla es uno de los puntos más destacados de la Galaxy Tab S5e, y es que la mayoría de los usuarios suelen utilizar este tipo de dispositivos para consumir contenido multimedia. Aunque, en este caso, nos hayan dejado la tableta con un teclado complementario, resulta complicado acostumbrarse a trabajar en un tablet de 10 pulgadas. Aunque eso no significa que la nueva tableta de Samsung no sirva para ese cometido.

La Samsung Galaxy Tab S5e cuenta con una pantalla Super AMOLED de 10,5 pulgadas con una resolución de 2560 x 1600 píxeles (288 ppp). Un panel delantero de alta calidad que cumple con lo prometido por la compañía surcoreana en la mayoría de sus dispositivos de este tipo. Los marcos son muy pequeños, aunque puede aprovecharse un poco la parte delantera de un dispositivo. Hablamos de una tablet con un tamaño casi perfecto para la reproducción de contenido pero que se hace un poco pequeña para la lectura.

A nivel de colores, Samsung resuelve bien el apartado relacionado con el contraste. Los tonos son vivos y la saturación es bastante baja en una tablet que también es aconsejable utilizar para los videojuegos. Con títulos como el Asphalt 9 hemos visto cómo se aprecian todos los detalles y donde la respuesta táctil del panel se eleva por encima de la media. El brillo cumple con los estándares y los ángulos de visión no tienen nada que objetar. Por poner una pega, los blancos son algo amarillentos en algunas ocasiones, pero se nota que han mejorado este aspecto respecto a los anteriores modelos.

Rendimiento adecuado para sus funciones principales

La Samsung Galaxy Tab S5e llega al mercado con el procesador Qualcomm Snapdragon 670 acompañado de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Hablamos de un chipset que pertenece a la nueva hornada de Qualcomm que está fabricado en 10 nm y que cumple correctamente a nivel de rendimiento.

El hardware de esta tablet es el más correcto para el propósito que están diseñados este tipo de dispositivos de gama media: fluidez en el apartado de navegación y resultados correctos a la hora de exigir un poco más de rendimiento. A la hora de navegar por Internet, incluso con varias aplicaciones abiertas, todo funciona bastante fluido y no se puede poner ninguna pega en ese aspecto. Eso sí, cuando queremos ir un paso más allá y probamos con juegos como Fortnite la tablet comienza a mostrar un rendimiento correcto que no deja de ser el estándar de la gama media. En algunas ocasiones hemos podido apreciar algunas pequeñas muestras de lag o de parones, pero hay que decir que este tipo de impedimentos han sido mínimos. De igual forma, en nuestra opinión, no resulta cómodo acceder a este tipo de juegos con cualquier dispositivo de estas características.

En lo que se refiere al software, nos encontramos con una interfaz minimalista que integra One UI como capa de personalización. Sí, la misma que aparece en el Galaxy S10 y que no está dando malos resultados entre los usuarios. En general, la configuración de la Galaxy Tab S5e ofrece un rendimiento adecuado para lo que está fabricada desde un principio. No es una de las tabletas más potentes, pero cumple perfectamente con los valores promediados en la gama media. Incluso más.

Cámaras discretas y seguridad por bandera

Como viene siendo habitual, las cámaras suelen ser el punto más débil de las tabletas. De todos es sabido que no existen muchos usuarios que decidan realizar fotografías con un dispositivo de más de 10 pulgadas. Es por eso que Samsung ha apostado por un sensor trasero de 13 megapíxeles que nos permite realizar fotografías decentes pero que no llega ni por asomo a la calidad que podríamos tener en un móvil. La cámara selfie cuenta con 8 megapíxeles y sigue la senda de su hermana mayor.

En otro apartado nos encontramos con una app de cámara que integra varios modos como el Enfoque dinámico para el modo retrato, la típica Panorámica y un modo Pro en el que poder alterar los rangos de la fotografía. En general, los resultados son discretos, algo completamente normal en estos dispositivos, ya que no están hechos especialmente para la fotografía sino para la realización de videollamadas o para sacarnos de algún apuro.

En el ámbito de seguridad, Samsung ha querido incluir tanto lector de huellas como desbloqueo facial en su nueva tablet. El sensor de la Galaxy Tab S5e es bastante rápido y se integra en el lateral derecho del dispositivo realizando la función de botón de encendido. Es un poco incómodo, ya que en algunas ocasiones se confunde con el botón de volumen. Sin embargo, este mecanismo es bastante rápido y la integración del teclado Samsung DeX no dificulta la entrada segura al dispositivo.

En lo que se refiere al desbloqueo facial, aparece un sistema de seguridad que funciona muy bien cuando lo utilizamos de forma vertical pero que se vuelve un poco lento en cuando el dispositivo se encuentra en posición horizontal. Eso sí, siempre en condiciones con buena luz, cuando la luminosidad baja, los resultados del detector facial son bastante malos.

Un teclado que amplía las opciones

La Samsung Galaxy Tab S5e se vuelve aún más productiva gracias a la integración de un teclado Samsung DeX que nos ha sorprendido para bien. Hablamos de un accesorio bastante cómodo que no sólo hace las veces de teclado, sino que también sirve como una buena funda para proteger el dispositivo. Un componente que sea adapta perfectamente a la tablet gracias a su trasera magnética y que se conecta de forma sencilla a la misma gracias a los típicos dientes localizados en la sección intermedia.

Está claro que el teclado Samsung DeX aporta un punto más de versatilidad a una tablet que puede utilizarse perfectamente para trabajar, aunque no sea lo más cómodo del mundo. Cabe destacar que la interfaz cambia de forma inmediata al detectar el teclado para ofrecer una vista horizontal bastante buena idéntica a la de cualquier ordenador. Sin olvidarnos del apartado de conectividad. Resulta muy sencillo utilizar la Galaxy Tab S5e con un teclado que reacciona de forma inmediata, sobre todo a la hora de navegar por Internet o realizar cualquier tipo de redacción. Sí, parece un poco pequeño, pero todo es adaptarse a las dimensiones.

Pero no solo destaca en ese apartado, este accesorio también se muestra al mundo como uno de los soportes más adecuados para ver nuestras series y películas favoritas. Hemos pasado varias horas utilizando Netflix en la tableta y la verdad es que te acostumbras a esta disposición para casi cualquier tarea gracias a su enorme comodidad. Además, no pesa demasiado por lo que puede transportarse junto a la tablet a cualquier lugar. El único punto negativo que le vemos a este accesorio es que no se integra de forma total en algunas aplicaciones como YouTube o Instagram. Sin embargo, parece que esté hecho para Netflix. Tampoco hubiera estado de más la integración de diferentes posiciones, ya que en algunos casos queda demasiado inclinado para consumir contenido multimedia.

De igual forma, esta funda – teclado es un auténtico acierto que consigue aumentar las dosis de versatilidad de una tablet que ya era versátil por sí misma. Eso sí, en cada uno está desembolsar los 129 euros que cuesta actualmente en el mercado.

Batería de sobra y sonido excepcional

La batería se muestra, junto a la pantalla, como uno de los apartados más destacados de la Galaxy Tab S5e. Sería extraño que Samsung apostara por una tableta dedicada especialmente al contenido multimedia y con ciertas dosis de rendimiento sin asegurar una autonomía de calidad. En este caso hablamos de una batería de 7.040 mAh donde los problemas relacionados con el porcentaje de energía quedan en el olvido. Es más, en algunas ocasiones de uso discontinuo hasta se nos ha olvidado el momento en que realizamos la última carga. Eso sí, todo depende del uso que pueda darle cada usuario, pero se puede definir como una tablet fabricada para ver horas y horas de series. A nivel global, y dando un uso continuado, la Galaxy Tab S5e cuenta con un total aproximado de 9 horas en pantalla.

Otro de los aspectos destacados en este punto nos lo encontramos con la integración de la tecnología de carga rápida de 18W que permite devolver al dispositivo su energía total en poco más de una hora y media. Eso sí, el cable del cargador se nos ha quedado demasiado pequeño y resulta incómodo trabajar con la tablet mientras se está cargando.

En otro punto nos encontramos con el sonido. Sin duda, el apartado que permite dar el salto a esta tablet para ofrecer una experiencia realmente envolvente. Hablamos de un total de cuatro altavoces AKG que cuentan con la tecnología Dolby Atmos para conseguir un sonido tan potente como nítido. Nos hemos encontrado con un sonido sobresaliente, que no esperábamos en un principio, donde se nota la mano de Samsung para mejorar un aspecto en el que nunca han destacado en demasía. Sí, señor. Sonido top.

Nuestra opinión sobre la Samsung Galaxy Tab S5e

Después de probar la Galaxy Tab S5e durante dos semanas te quedas con esa sensación en la que piensas: no necesitaba este dispositivo hasta que no lo he tenido. La nueva tableta de Samsung consigue generar esa sensación de “adicción” de la que te das cuenta únicamente cuando ya no tienes el producto entre manos. Con esto no se puede asegurar que el dispositivo no incluya sus inconvenientes, pero la algunos de ellos quedan subsanados con una experiencia de usuario bastante buena dentro de la gama en la que se encuentra.

Como puntos destacados nos podemos encontrar con la integración de una pantalla excelente para el consumo multimedia que viene acompañada de una batería muy duradera que se complementa con un sonido sensacional gracias a la tecnología de AKG. La integración del teclado Samsung DeX es otro de los puntos fuertes de una tableta que es tan ligera como versátil, y que puede salvarte de un apuro si aparece un trabajo de última hora. Sin olvidarnos de una autonomía que supera todas las expectativas iniciales y que cuenta con el extra de la carga rápida. El diseño tampoco se queda atrás, aunque podrían aprovecharse un poco más los marcos en la parte delantera.

Pero no todo puede ser perfecto en este mundo. La nueva tableta de Samsung incluye un rendimiento discreto que funciona muy bien para la visualización de contenido pero que saca a relucir algunos fallos cuando se le exige más al dispositivo. Un paso más en este apartado no hubiera estado nada mal. Las cámaras se enarcan como otro de los puntos débiles y siguen la misma línea que hemos podido ver en los productos anteriores. También hay que mencionar la posición del lector de huellas (no su rapidez) y nos ha faltado alguna que otra entrada USB más a la hora de aportar ese ingrediente extra basado en el trabajo.

A nivel global, la Samsung Galaxy Tab S5e justifica su precio de 439 euros gracias a la inclusión de una versatilidad extrema y una experiencia multimedia que cumple con todos y cada uno de los puntos que se le exigen. Un producto recomendable que no sabes que necesitas hasta que no lo tienes.

Más información | Samsung

Gonzalo Mendo

Redactor en Pro Android | Periodista. Amante de la tecnología con cierto gusto por el pequeño Androide verde. Me gusta escribir de todo lo relacionado con tecnología, cultura y curiosidades. Gran aficionado al deporte. Twitter: @Lalo7_

24/06/2019 15:00