2016-03-21-image-30

Samsung sigue siendo una de las compañías más importantes del mercado y seguirá así durante mucho tiempo. Esto es gracias a todos los buenos terminales que nos ha dejado año tras año. En 2016, hemos podido ver cómo han sacado al mercado uno de los mejores terminales que se han inventado, ya que no le faltaba casi de nada, el S7 Edge. Aunque no todos son luces en el año de Samsung, porque también hay sombras, y una bastante grande. El Note 7 seguramente haya sido el mayor fiasco de la compañía en mucho tiempo, y esperemos que no le afecte mucho en el futuro.


Nuevo Nubia Z11 Mini S llega para conquistar la gama media


El software de Samsung ha mejorado mucho desde hace unos años. TouchWiz, antes tenía una fama muy mala en cuanto a velocidad y rendimiento. La razón han sido todas las aplicaciones que llevaba incorporada y la personalización que tenía, haciendo que en la experiencia de usuario nos pudiésemos encontrar algún tipo de lag. Esto se ha acabado, y en sus últimos terminales, Samsung ha mejorado en este aspecto y muchos más, como la inclusión de nuevas funciones en el software, como por ejemplo, darlo un uso mucho más conseguido a la curva del S7 Edge.

Samsung trae una función bastante esperada a los S7 y S7 Edge

El Note 7 tenía muy pocas diferencias en cuanto a los dos dispositivos anteriores de gama alta. Una de ellas estaba en el software, ya que el Note 7 tenía algunas funciones renovadas, como la del Always On Display. Pues la noticia que os traemos hoy es que esta función llegará al S7 y S7 Edge mediante una actualización. Las novedades que traerá serán que podremos redactar mensajes para mostrarlos en la pantalla o controlar la música sin encender el dispositivo. También, esta función gastará menos batería que su anterior versión, lo que dará un buen empujón a la batería.

Solo nos falta saber cuándo Samsung actualizará sus terminales a Android 7.0 Nougat, de momento, sus usuarios se tendrán que conformar con estos detalles que está puliendo Samsung de sus terminales más importantes.


I am Bread es posiblemente el juego más raro de Google Play