test de resistencia del Samsung Galaxy S8

Desde hace varios años, vemos cómo la comunidad de Android se ha llenado de gente que se decida a testar los dispositivos contra caídas y demás pruebas. Es una de las cosas más interesantes que podemos ver antes de comprarnos un smartphone, ya que nos dejará saber el grado de resistencia que tiene. Cómo bien sabrás, en Pro Android contamos con muchos dispositivos, y hoy le ha tocado el turno al test de resistencia del Samsung Galaxy S8.


Huawei P9 Lite en oferta 


Hemos separado las diferentes pruebas en varios vídeos, donde empezamos a maltratar el dispositivo con un poco de CocaCola. Más tarde la cosa se va poniendo interesante, ya que sometemos el terminal a caídas y acometidas contra todo tipo de objetos. La última parte, es sin duda la más increíble, ya que hay desde fruta hasta un cohete. Sin más, vamos con el test de resistencia del Samsung Galaxy S8. 

Test de resistencia del Samsung Galaxy S8: Coca Cola

Como bien debéis saber, el nuevo Galaxy S8 cuenta con una protección IP que le permite mojarse, e incluso sumergirse hasta 30 minutos en agua. Esto no es recomendable hacerlo en otro tipo de líquidos, aunque nosotros hemos querido probar cómo se comporta sumergido en Coca Cola. 

El dispositivo resiste perfectamente durante unos 20 minutos, aunque más tarde nos dimos cuenta de que los botones de volumen no contaban con todo el recorrido original. 

Test de resistencia del Samsung Galaxy S8: caídas y cuchillos

En esta parte del test de resistencia del Samsung Galaxy S8, sometemos al terminal a caídas desde diferentes alturas, pero también intentamos rayar su pantalla con diferentes objetos, como llaves, cuchillos o monedas. 

La pantalla del Galaxy S8 es resistente frente a arañazos, aunque no tanto frente a caídas, ya que en la primera vemos como se rompe de una esquina fácilmente.

Test de resistencia del Samsung Galaxy S8: sandía y cohete

Sin duda, la parte que más mola del test de resistencia del Samsung Galaxy S8, es esta. Lo primero que hemos hecho, es meter el dispositivo en una sandía, para después tirarlo por una ventana. Hasta el momento, la parte trasera estaba perfectamente, algo que después de la caída no podemos decir. 

Pero sin duda, lo que más mola de todo el test de resistencia del Samsung Galaxy S8, es su vuelo en uno de los cohetes más potentes del mercado. Vemos cómo vuela y se acaba desintegrando en el cielo, algo que nunca está de más.