Elephone_p5000-1

Hoy en ProAndroid.com os traemos el análisis de uno de los terminales de la firma china que más puede llamar la atención en un primer momento: se trata del Elephone P5000. Creemos que su nombre —haciendo alusión a 5000— es fruto de algo más que una casualidad, y evoca claramente al punto más diferenciador de este smartphone.

Poco conocemos en España a una marca como Elephone. Lo cierto es que el origen de esta empresa se remonta al año 2006, pero los primeros destellos de esta compañía en nuestras tierras es de hace más bien poco. No obstante, se está haciendo notar, principalmente, porque se está haciendo con una gran parte del pastel del mercado de los teléfonos asiáticos con presencia en nuestro país.

Los móviles chinos siguen teniendo una presencia muy importante en la mente de los consumidores españoles, que lo ven como una de las alternativas más atractivas a la hora de conseguir smartphones competentes y, sobre todo, asequibles. Y bajo esta premisa, es como Elephone, entre otros tantos fabricantes asiáticos, ha sabido conquistar el mercado occidental.

El Elephone P5000 es un smartphone que pretende cubrir una carencia muy presente en la mayoría de móviles a nivel mundial: la autonomía de batería. Aquí, el P5000 destaca por tener, nada más y nada menos, que una batería de 5350mAh. Una capacidad descomunal tratándose de un smartphone y que, en contadas ocasiones, hemos podido ver en un móvil inteligente.

Diseño, materiales y pantalla

Crear un smartphone equilibrado es algo realmente complicado. Más lo es aún cuando quieres que una de sus especificaciones destaque sobre el resto, haciendo que, inevitablemente, tengas que comprometer otro apartado del susodicho. Tener una batería grande hace que el diseño y ergonomía del terminal salga mal parado.

Nos encontramos con un smartphone de 5 pulgadas con un diseño tosco, poco cuidado. Es un terminal que, a primera vista —ni a segunda— te enamora. Pero eso es algo que el comprador tiene asumido en el momento de la compra. El dispositivo está fabricado en policarbonato y la sensación al cogerlo por primera vez transmite solidez.

Elephone_p5000-2

A primera vista nos puede recordar al Samsung Galaxy S2, pero con mayores dimensiones. Concretamente, nos encontramos con un terminal de 146 x 73.6 x 9.3 militemos con un peso de 206 gramos. Evidentemente, el dato del peso supone un lastre para este terminal, pero es algo por lo que tenemos que pasar si queremos un dispositivo con esta capacidad de batería.

En cuanto a la pantalla, nos encontramos con un panel IPS de 5 pulgadas con resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles. No se trata de unos de las mejores pantallas, pero tampoco la peor. En general mantiene un notable definición y colores realistas aunque los ángulos de visión no están del todo conseguidos, y el nivel de brillo es bastante ajustado, echando en falta algo más de potencia en el brillo máximo.

En el diseño de este terminal destaca, al igual que hace Samsung, el botón home físico, que incorpora sensor de huella dactilar. Como es de esperar en un terminal de estas características, el sensor tiene un uso testimonial: funcionar, funciona, pero colocando el dedo en una posición muy determina e intentándolo una y otra vez hasta que lo reconoce. No mucho más que añadir.

Software y rendimiento

Screen-P5000

Este terminal de Elephone incorpora un procesador MediaTek MT6592 de ocho núcleos a 1,7 GHz. Un SoC que hemos visto en multitud de ocasiones en muchos de los dispositivos procedentes de gigante asiático. Su rendimiento, a estas alturas, es evidente, y no añade apenas sorpresa alguna.

Junto a este procesador, le acompaña una memoria RAM de 2 GB y una gráfica Mali-450 más que competente para determinados juegos no muy exigentes. 16 GB es el almacenamiento interno de este dispositivo, quedando 12 GB para el usuario, y con la posibilidad de expandirlo mediante tarjeta MicroSD. Además, es DualSIM.

En esta ocasión, Elephone ha decidido dotar al P5000 con Android 4.4.2 KitKat —no sabemos nada de Lollipop, de momento— y su rendimiento es satisfactorio. En AnTuTu, este smartphone nos arroja una cifra superior a los 30.000 puntos; concretamente, 30.746. Un dato en línea con su procesador y que lo sitúa, frente a la competencia, en un notorio puesto dentro de la gama media —al menos sobre el papel—.

La experiencia de uso es positiva, como ya hemos visto anteriormente en otros dispositivos de estas características. La fluidez del terminal es buena, pero hay ocasiones en los que el terminal “se estresa”. En tareas como navegación y redes sociales —tareas básicas— el P5000 se comporta correctamente. Lo únicos momentos en los que puede flaquear es a la hora de salir de aplicaciones pesadas.

p5000

La capa que lleva este Elephone P5000 es Android Puro en su totalidad, con algunos añadidos en detalles y funcionalidades. La optimización de ella no llega a convencerme del todo, a pesar de que la experiencia de uso es bastante positiva. Sin embargo veo detalles de diseño que el fabricante ni siquiera se ha molestado en solventar, como en algunos submenús de los ajustes, que rompen la estética general del dispositivo.

Por último, bajo mi experiencia, quiero comentar la insatisfacción respecto a los botones de este terminal. Tanto de los físicos como de los táctiles. Por un lado, el recorrido de los botones físicos es muy malo: los botones de volumen y power conviven bastante hundidos; y el botón home, o bien tarda en responder o no has de presionar fuerte para que responda a la primera. Por otro lado, la incomodidad del botón de multitarea: a pesar de que el botón táctil de la izquierda corresponda a la multitarea —al menos el dibujo del botón así lo indica— la realidad es que bajo él se esconde el botón menú, y la multitarea se encuentra en una pulsación larga del home. Algo de fácil solución si eres root, pero que tendría más sentido si se correspondiese todo a su realidad.

Batería: su máximo exponente

Sin lugar a dudas, si este terminal tiene opciones en el mercado, es gracias a lo atractivo que supone la batería de 5350 mAh. El fabricante asegura 4 días de uso del terminal e, incluso, hablan de la posibilidad de ser utilizado como powerbank. Pero después de darle uso, puedo asegurar que nada más lejos de la realidad.

La batería es buena, pero no genial. No al menos como debería ser. Estamos hablando de unos resultados en la línea de terminales que tienen consumos similares con menos capacidad. Parte de culpa se la echo al procesador, que tiene fama, precisamente, de ser gastón. Lo que provoca que este terminal cumpla perfectamente en reposo —no consume nada—. El problema viene al ser usado, no sacándole más de 5 horas y media de pantalla en menos de 28 horas. ¿Un resultado bueno? Desde luego. Pero insuficiente para 5.350 mAh de batería.

Cámara y utilidades

Otro de los aspectos en los que aplica el fabricante, es en la calidad de su cámara. 16 son los megapíxeles con los que Elephone ha dotado a este dispositivo. La cámara cumple perfectamente; no obstante, en condiciones de poca luz e, incluso, en interiores, el detalle de las fotografías se resiente aunque con la ayuda del flash las fotos mejoran considerablemente. Algo quizá alarmante es el autoenfoque ya que tiende a ser algo lento en la mayoría de ocasiones. En cuanto a la cámara delantera, de 8 megapíxeles, rinde perfectamente para los amantes de los selfies.

Algo que sí que me ha sorprendido gratamente ha sido su GPS. Hasta hace relativamente poco la compatibilidad de posicionamiento y MediaTek parece que era algo irresoluble. Sin embargo, me ha sorprendido su eficacia, y la rapidez en efectuar el posicionamiento y, sobre todo, la precisión.

En cuanto al sonido, otro punto a destacar de este terminal. Aunque cuenta con dos perforaciones en su canto inferior, en realidad se trata de un micrófono y de un altavoz. El sonido suena fuerte, alto y bastante nítido: en su punto máximo aparece ruido de lo alto que llega a ser el volumen, por lo que en los graves sufre considerablemente. Pero independientemente a esto, la experiencia es muy positiva.

Conclusiones

Elephone_p5000-3

En definitiva, por 184 euros, que es el precio por el que se puede encontrar en Antelife, el terminal cumple, sobradamente, con lo que promete. Sin embargo, hay que tener muy claro qué es lo que estamos buscando con este dispositivo. Si queremos un smartphone con una gran capacidad de batería, a costa de sacrificar otros aspectos como la ergonomía, el peso o el diseño, este Elephone P5000 es vuestra opción.

La batería cumple, sin duda alguna. Quizá no tan bien como debería, pero sí que es verdad que ir con 5.350mAh en el bolsillo transmite seguridad y, sobre todo, tranquilidad. Especialmente porque el terminal es un mechero cuando está en reposo.

Elephone está intentando hacerse notar y conquistar a una parte de los usuarios, y para ello está sacando, constantemente, dispositivos que cubran a los diferentes tipos de usuarios según sus necesidades. En este caso, con el P5000, Elephone hace una apuesta por la batería y la experiencia usuario. Y eso es algo que muchos agradecerán.

¡SORTEO!

En ProAndroid estamos que lo tiramos por la ventana, así que hemos decidido sortear este magnífico teléfono. El sorteo es internacional, y para participar tenéis que hacer lo siguiente:

  1. Dar “me gusta” a la página de Facebook de Antelife España
  2. Dar “me gusta” a la página de Facebook de ProAndroid
  3. Dar “me gusta” a la publicación de este artículo en Facebook ProAndroid Sorteo

El sorteo termina este próximo domingo a las 00:00 UTC.

Dónde comprar | Antelife