wiko_1

Durante la celebración del MWC de Barcelona el pasado mes de marzo, Wiko nos presentó varios smartphones con los que pretendía hacer frente a la gama media. Entre ellos se encontraba el Wiko Rige 4G, el Wiko Rige Fab 4G y el Wiko Highway Pure.

Los dos primeros hace ya unas semanas que salieron a la venta, sin embargo, hoy Wiko ha lanzado al mercado el Highway Pure, la apuesta más arriesgada de esta temporada. Si por algo destaca este terminal es por ser uno de los smartphones más finos, con tan solo 5,1 milímetros de grosor. Como resulta evidente, esto viene a costa de sacrificar alguna de sus especificaciones, que como todos podréis intuir, es lo de siempre: la batería.

No obstante, Wiko parece que ha trabajado bastante el terminal y podría no defraudar. Su batería es de 2000 mAh, que podría parecer poco, pero con el conjunto de sus especificaciones, podría traer un resultado de batería más que satisfactorio. Tendremos que probarlo para saberlo. Recordemos que el Huawei Ascend G620s viene, también, con tan solo 2000 mAh, y se trata de uno de los terminales de mayor autonomía en la gama baja-media, llegando a superar las 5 horas y media de pantalla.

  • Pantalla AMOLED de 4,8 pulgadas con resolución HD, y 306 pixeles por pulgada.
  • Procesador de cuatro núcleos Qualcomm Snapdragon 410
  • 2 GB de memoria RAM
  • 16 GB de almacenamiento interno
  • Cámara trasera de 8 megapíxeles (sensor Sony). Y frontal de 5 megapíxeles
  • Batería de 2.000 mAh
  • Conectividad 4G
  • Android 4.4.4 KitKat

Con estos datos, es fácil que el terminal otorgue un rendimiento y autonomía notable. Especialmente gracias a su resolución, al tamaño de su pantalla y al panel AMOLED. No obstante, este dispositivo también aspectos negativos: por un lado, su versión de Android es 4.4.4 KitKat, aunque damos por hecho su actualización a Android 5.0 Lollipop. Pero a estas alturas debería venir con ello. Por otro lado, su precio: 299 euros. Se trata de un gran terminal, pero por sus especificaciones no podemos olvidar ue sigue en la gama media.

Tiene un camino exageradamente difícil. Solo en pensar en el bq Aquaris E5 4G por 179 euros con las especificaciones similares, incluso superiores —salvo en la memoria RAM—. Por 299 euros ya podemos optar a teléfonos notablemente mejores y con Snapdragon 615, como el ZTE S6 Plus, el Sony Xperia M4 Aqua o el futuro bq Aquaris M5 que está a punto de salir.

Esperemos que Wiko recapacite con el precio, porque en el rango de los 199 euros podría ser una gran alternativa.