¿Utilizas un cargador inalámbrico? Este es el principal problema al que te vas a enfrentar

¿Recargas tu smartphone con un cargador inalámbrico? Es una de las formas más cómodas y seguras de hacerlo, pues este tipo de carga es amable con la degradación de la célula gracias a su, por lo general, baja potencia. Es una muy buena idea utilizar la carga Qi en un smartphone, pero, ¿solo utilizas este método? Si la respuesta es afirmativa puede que pronto tengas un problema en tu dispositivo. No es una teoría, a un servidor le ha ocurrido ya en varias ocasiones.

Por suerte no es nada grave si sabes detectarlo y vas con cuidado. No caer en este problema puede hacerte acabar en una tienda de reparaciones y, en ocasiones, tener que pagar algo de dinero para sustituir una de las piezas más importantes de tu smartphone.

Echa un vistazo al puerto de carga y límpialo a menudo

puerto de carga movil

Un smartphone que solo utiliza el cargador inalámbrico para recargar su batería deja el puerto USB o microUSB olvidado. Gran parte de los usuarios solo utiliza este puerto para cargar el dispositivo, por lo que si utilizas otro método queda en el olvido. Y sí, el puerto puede sufrir si no lo utilizas.

¿Cómo? No utilizar este puerto durante mucho tiempo hará que se ensucie más. El polvo, las pelusas y, en general, la suciedad, se acumulará más rápidamente. Si utilizas el puerto constantemente este se mantiene mucho más limpio por el uso del mismo.

No utilizarlo hará que se llene de porquería mucho antes. No es una teoría o una invención: me ha pasado con varios móviles y diferentes puertos. Un servidor es bastante fan de la carga inalámbrica y la utiliza siempre que puede.

El resultado es que, tras unas semanas, al ir a utilizar el puerto del dispositivo, este no conectaba bien, el conector se quedaba algo fuera y la carga no funcionaba. Un vistazo rápido bastó para darme cuenta de que estaba lleno de suciedad y pequeñas pelusas.

Ahórrate una reparación

Las primeras veces no fui consciente de la situación, pero tras varias veces caí en la cuenta: no utilizar el puerto USB durante varias semanas hace que se llene de suciedad. Si estás en una situación similar lo mejor que puedes hacer es echar un vistazo al puerto.

Si la carga se interrumpe, el conector no entra bien o, directamente, no carga, lo más probable es que tu puerto esté embozado de suciedad. Para limpiarlo puedes utilizar un pequeño gancho o punzón, siempre de plástico y con el dispositivo apagado.

Limpia con cuidado y, si tienes posibilidad, utiliza aire a presión para terminar de limpiarlo. Es posible que te quedes bastante sorprendido de la cantidad de suciedad que va a salir de ahí.

Ahora ya sabes que utilizar la carga inalámbrica durante mucho tiempo puede hacer que tu puerto no funcione cuando lo vayas a utilizar. La buena noticia es que con un poco de limpieza y cuidado estará solucionado.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

07/10/2022 11:42