GAlaxyS7portada

Las críticas que ha recibido Samsung de sus dos últimos lanzamientos, los Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, son extremadamente positivas. Ya la empresa con el anterior modelo demostró que podía cambiar de rumbo y comenzar a escuchar a los usuarios, gracias a su apuesta por materiales más premium y por un software más depurado. Sin embargo, el paso del Galaxy S6 desde el Galaxy S5 dejó un par de características que algunos usuarios reclamaban.

¿Optimistas o realistas?

Con el Samsung Galaxy S7 la compañía coreana ha realizado una buena jugada, mantuvo el diseño exitoso del Galaxy S6 mejorándolo, e incorporó características como la tarjeta MicroSD y la resistencia al agua y polvo. Estas mejoras, aunque no haya sido un cambio importante, han convertido a este smartphone en uno de los mejores del momento, y las expectativas de Samsung parecen haber aumentado gracias a las buenas críticas.

galaxys7foto2

Según un reporte de un medio coreano, Samsung prevee fabricar 17’3 millones de Galaxy S7 y S7 Edge antes del mes de Abril, un aumento en comparación con el Samsung Galaxy S6 que se quedó en 15’2 millones. Además, desde la empresa calculan que este año las ventas de la versión con pantalla curva sean casi iguales a las del modelo más pequeño y económico.

Ahora solo falta ver si Samsung ha hecho bien sus cálculos y no se pasan de optimistas, o todo lo contrario, tienen que aumentar la producción. Lo que está claro es que si ya la empresa tenía una posición privilegiada en la gama alta (que actualmente se encuentra en una situación difícil por la presión de la gama media) y espera tener buenas ventas, otras empresas que tienen alternativas en esta gama como LG o Sony deberían preocuparse.

Fuente | Sammobile