galaxys7portada

Samsung lo ha hecho muy bien con sus dos nuevos smartphones, el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge, es algo innegable. Tanto la crítica especializada como el público en general están de acuerdo en que será uno de los mejores smartphones de este año. La apuesta continuista por parte de la empresa surcoreana ha dado resultado, pues ya las reservas demostraron que había una gran demanda de los dos modelos presentados, especialmente por el modelo con pantalla curva. Ahora, hemos podido conocer gracias a una fuente coreana que Samsung ha conseguido alcanzar los 10 millones de unidades vendidas en el primer mes.

La gallina de los huevos de oro

La gama Galaxy S siempre le ha reportado grandes beneficios a Samsung, siendo todos los modelos presentados éxitos de ventas desde el primer smartphone de la serie presentando en 2010. Sí es cierto que los modelos Galaxy S4 y Galaxy S5 no consiguieron un resultado tan alto como muchos esperaban, ya que aspectos como un software lento o su acabado en plástico les hacían quedar por debajo de otros smartphones de la competencia.

galaxys7foto2

Afortunadamente para Samsung, con el Galaxy S6 la empresa acertó con su propuesta corrigiendo estos fallos, y ahora con el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge mantiene la fórmula del éxito. Muchos podrían haber pensado que el hecho de introducir pocos cambios en el diseño podría haber lanzado a muchos usuarios a por el modelo del año anterior, pero no ha sido así.

Si ya se rumoreaba que las expectativas de Samsung para el primer mes eran de 7 millones de unidades vendidas, parece que en sus oficinas deben de estar de celebración, ya que 10 millones es una cifra con la que muy pocas empresas pueden contar. Probablemente de esos 10 millones más de la mitad hayan sido ventas del Samsung Galaxy S7 Edge, que ha acaparado mucho más la atención por su pantalla curva.

Fuente | Sammobile