samsung-galaxy-s5-mini

Muchas veces menospreciamos la resistencia de nuestros dispositivos hasta el punto de no usarlos bajo una leve lluvia o meterlos en el baño cuando nos duchamos, incluso no los mojamos aunque tengan certificaciones. Pues bien, muchas veces tenemos que ser un poco menos protectores con nuestro terminal, ya que usarlo bajo una lluvia no muy fuerte no hará que se estropee, y no ser que lo metas en la bañera, puedes tenerlo en el baño para escuchar música. Seguro que después de la historia que os vamos a contar recapacitas sobre la resistencia de tu smartphone.

7 meses bajo, tierra, agua y nieve en un huerto de caquis

Gracias a PhoneArena hemos podido conocer esta historia que sorprende allá donde vaya. No podemos asegurar que sea del todo real, pero sin duda nos gustaría creerlo. La historia transcurre en Corea del Sur, en el huerto de un señor. Dicho señor se encontraba tranquilamente cuidando su huerto cuando se dio cuenta de que había perdido su móvil. Este móvil se trataba de un Samsung Galaxy S5, el cual cuenta con resistencia parcial al agua y al polvo.

Tras buscarlo durante horas, moviendo tierra y mirando en todos los rincones, el hombre desistió y finalmente optó por comprar otro smartphone. Durante meses el hombre cuidó su huerto, lo regó, lo aró y siguió plantando de manera normal. Todo esto con contando con días de mal tiempo, nieve y fuertes vientos.

Imaginaos cual fue su sorpresa cuando 7 meses después de su pérdida encontró el terminal enterrado en su huerto. Cómo es normal, el dispositivo estaba manchado, pero no sufría ninguna rotura ni desperfecto mayor. El terminal fue lavado y cargado, para después ser encendido de manera común. Este Samsung Galaxy S5 funcionaba a la perfección después de estar 7 meses bajo tierra húmeda y la intemperie. 

Sin duda es una historia con final feliz, y nos deja saber que muchas veces nuestros terminales son más resistentes de lo que nos pensamos. 

¿Qué te parece esta historia?