El Samsung Galaxy Fold también tiene protectores de pantalla: así son

Cuando cualquier de nosotros compra un nuevo teléfono, de las primeras cosas que hacemos con él, es protegerlo. Una buena funda nunca está de más, al igual que un protector de pantalla, para evitar que se dañe el cristal del frontal. Con la llegada de los teléfonos plegables, esto se complica, pues las fundas deben ir en dos partes y los protectores de pantalla…de momento mejor ni hablábamos. Como os habréis dado cuenta, lo decimos en pasado, porque sí, el Samsung Galaxy Fold tiene protectores de pantalla y eso que creíamos que sería imposible.

Respecto a las fundas para proteger nuestro teléfono plegable, tenemos que decir que no todos pueden disponer de ese accesorio, pues por ejemplo el Huawei Mate X se pliega hacia fuera, por lo que no hay espacio para una funda en la unión milimétrica de las zonas que se unen. Respecto a los protectores de pantalla, sinceramente pensábamos que el hecho de contar con un pliegue en el centro evitaría su uso, pero no, incluso podemos comprarlos ya mismo.

El Samsung Galaxy Fold ya tiene protectores de pantalla

En todo momento estamos recalcando que se trata de protectores de pantalla, no de cristales templados, es decir, el material es plástico. Además, por si no había quedado claro, son protectores de la pantalla interna, la que cuenta con una superficie tremendamente frágil y blanda. Con estos protectores podremos evitar que la pantalla del Samsung Galaxy Fold sufra daños permanentes por algo tan básico como nuestra uña. En un principio pensábamos que se trataba de un prototipo, como el vídeo que os adjuntamos más abajo, pero la verdad es que ya hay incluso productos a la venta.

En este vídeo se puede ver una pequeña lámina del protector en la parte central del pliegue, mostrando que no hay problema con su uso, pero lo interesante es que ya hay empresas que han desarrollado un producto funcional y que si vives en Corea del Sur, ya puedes comprarlo por poco más de 11 euros al cambio. Os dejamos otro vídeo dónde se muestra como se aplica, además de un testeo de pliegues, mostrando así que no hay problema con su uso.

Solo hay algo que nos plantea dudas sobre la utilización de estos protectores de pantalla y es que a la hora de retirarlos, se pueda dañar la estructura de la pantalla. Al esconder el film que provocó las primeras roturas del Samsung Galaxy Fold, suponemos que este protector no tendrá la fuerza suficiente para levantar o estropear cualquier elemento de la pantalla, pero teniendo en cuenta la fragilidad de la misma y lo maleable que es, no podemos asegurar que pueda ser un elemento que sea fácilmente retirable, aunque eso sí, nos salvará de algún disgusto con nuestro teléfono de 2.000 euros, eso seguro.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

24/10/2019 12:50