Review del Redmi Note 7: el nuevo rey por debajo de los 200 euros

Xiaomi ha decidido que Redmi pase a ser una marca independiente, pero parece que este primer teléfono de esta marca sigue siendo 100% de ellos, ya que está construido por Xiaomi y tiene el mismo diseño que el Redmi Note 7 Pro, que si es de Xiaomi y que solo cambian algunas piezas de hardware al ser más caro.

Sea como sea este lio de marcas y nombres a los que nos tiene acostumbrados Xiaomi, vamos a analizar el Redmi Note 7. Este terminal abre una nueva etapa y se desmarca del Redmi Note 6 y sus hermanos, los cuales han dado muchas alegrías a la marca en estos últimos años.

El diseño del Redmi Note 7 estrena notch tipo gota

La principal novedad del Redmi Note 7 reside en unos marcos más pequeños tanto arriba como abajo de la pantalla. En la zona superior se gana mucho espacio gracias a un nuevo notch tipo gota que reemplaza al gran notch tipo Huawei Mate 20 Pro que montaba el Redmi Note 6 y que también tenía un desbloqueo facial por infrarrojos que no tiene este nuevo modelo para ganar espacio al tener meno sensores. Pesa 186 gramos, que teniendo en cuenta su pantalla de 6,3 pulgadas y la batería de 4.000 mAh que alberga en el interior, está dentro de la normalidad (pero sigue siendo un teléfono un poco pesado respecto a otros con menos batería). Sus medidas exactas son 159,2 x 75,2 x 8,1mm, destacando especialmente su grosor, que se queda en unos respetables 8mm.

El cristal está presente en todo el smartphone, excepto en el lateral que se refuerza con un marco de plastico duro. El único problema de ser tan bonito es que se mancha con facilidad y será difícil verlo normalmente en todo su esplendor. Nosotros hemos probado el color negro, pero tenemos que decir que el color azul nos parece el más bonito de todos y seguro que venderá más que los otros colores.

En la parte trasera tenemos una doble cámara (nada de tres cámaras por el momento), y como novedad, al igual que el Mi 9, tenemos una cámara de 48 megapíxeles de la cual hablaremos más adelante en esta review. La cámara secundaria solo sirve para recopilar información y no tenemos ni teleobjetivo ni gran angular. El sensor de huellas es discreto y funciona muy bien.

Es interesante que este smartphone tiene jack de auriculares en la parte supeiror y USB tipo-C, lo cual se agradece. También puede albergar dos tarjetas nano SIM y una microSD en la parte superior con una bandeja muy discreta y con una goma para soportar las salpicaduras aparentemente (oficialmente no tiene ninguna certificación IP).

Para cerrar este apartado, tenemos que decir que el diseño avanza respecto al Redmi Note 5 y Redmi Note 6, siendo más moderno y con un mejor aprovechamiento de pantalla. No echamos nada en falta y tiene cosas que la gama alta ya ha descartado como el jack de auriculares.

Pantalla y Audio: la pantalla que parte nueces en Internet

La pantalla del Redmi note 7 ha sido muy comentada antes de su lanzamiento debido a que la propia Redmi hizo videos rompiendo nueces con ella. Lo cual se ha demostrado que es cierto en videos que la gente ha hecho una vez lo ha comprado. Esto lo consigue gracias a que tiene una protección Gorilla Glass 5 por delante y por detrás, lo cual no tienen muchos gama alta y esto es un lujo para el precio que tiene el dispositivo.

El brillo máximo de la pantalla es bastante potente y no tenemos nada que echarle en cara en este apartado. Como siempre con MIUI tenemos muchas opciones de configuración, como cambiar la temperatura de color del panel, algo que hemos hecho para tener unos blancos más puros a nuestro parecer (hemos tirado un poco hacia azules, para quitar anaranjado).

Los ángulos de visión son buenos, como en casi todos los Xiaomi. La pantalla se queda en una resolución Full HD+, ya que su relación de aspecto es 19,5:9, lo cual lo convierte en un teléfono bastante alargado. La calidad en general es buena, no es un gama alta, pero cumple en todos los aspectos y creemos que no es algo negativo a la hora de comprar el terminal.

El altavoz que tiene en la parte inferior nos ha sorprendido, no porque tenga una calidad excepcional (es un teléfono de gama media), sino porque en su máxima potencia (bastante potente también) apenas satura el sonido y esto nos ha gustado bastante. Otros modelos de la propia Xiaomi en sus niveles más altos saturan y se pierde calidad de sonido. Le damos buena nota al apartado del audio y esperamos que esto se repita en otros modelos futuros como el Xiaomi Mi A3 Lite.

Rendimiento

El funcionamiento del Redmi Note 7 es bastante correcto, no defrauda y se comporta muy bien en todas las situaciones a las que lo hemos expuesto. El procesador que monta este teléfono es el Snapdragon 660 de Qualcomm, es moderno y perfecto para la gama en la que va a competir. No llega a tener la potencia del nuevo 675 que sí que montará su versión Pro, pero estamos hablando de un procesador que marca en Antutu unos 144.000 puntos, lo cual esta genial. Hemos corrido sin problemas PUBG Mobile (gráficos medios), Hello Neighbor, Dream League Soccer y Asphalt 8.

En el apartado de la memoria RAM nosotros hemos probado la versión de 4GB, y hemos podido tener muchos juegos abiertos a la misma vez y todo ha funcionado a las mil maravillas. La versión más económica monta 3GB de memoria RAM y no podemos decir cómo funciona, pero creemos que las diferencias deben de ser escasas ya que si que hemos probado otros Xiaomi con esta memoria e incluso peor procesador y la experiencia era muy similar con los juegos.

En el uso diario este Xiaomi cumple con su cometido y se adapta muy bien a aplicaciones como Instagram, WhatsApp o Twitter, su pantalla es muy grande y vas a ver mucho contenido a la misma vez. La cobertura wifi es buena, lo hemos comparado con un Xiaomi A2 Lite y era mejor en el caso del Redmi Note 7. El sensor de huellas es casi perfecto, teniendo una reacción casi instantánea como casi siempre en MIUI.

Por otra parte tenemos que destacar que este smartphone viene con MIUI 10 de fábrica y que está disponible en España en su versión global, con idioma español de España y Latinoamérica. Esto nos parece importante ya que Xiaomi está lanzando de manera casi exacto el teléfono en China y en Europa y no tenemos que esperar a una versión global unos meses como pasaba antes.

La cámara del Redmi Note 7 se suma al modo nocturno

Cuando se presentó el Redmi Note 7 lo primero en lo que se hizo hincapié es que tiene una cámara trasera de 48 megapíxeles, una cifra asombrosa. Pero como ya hemos dicho algunas veces, todos esos pixeles no sirven de mucho si no están bien gestionados, o en este caso al ser un teléfono móvil y tener un sensor fotográfico pequeño quizás sea hasta muy excesivo. Al tener tantos megapíxeles el tamaño de los fotodiodos debe de ser pequeño (en concreto 0.8 micras en la cámara trasera y 1,6 micras en la cámara selfie), y esto hace que la luz natural captada sea menor. Aunque ya os avanzamos que parece que la electrónica que Xiaomi ha puesto en este terminal esta bien cuidada y los resultados en general son buenos.

Este terminal tiene dos sensores, pero solo uno realiza las fotografías, el otro de 5 megapíxeles es para recopilar información. La apertura que tiene en la cámara principal es f/1.8 y esto es sinónimo de buena captación de luz por parte de la lente. Antes de anda tenemos que decir que el modo de 48 megapíxeles debe de activarse cuando se quiera usar (posiblemente por el gran tamaño y espacio que ocupa cada foto), ya que estas fotos no son visibles en el smartphone, puedes verlas pero no es su resolución total, algo que se puede ver en el ordenador por ejemplo.

Con buena luz los resultados de la cámara han sido muy buenos, una gran definición (estamos hablando todo el rato del modo normal, el modo 48 megapíxeles es algo que dejamos de lado) y un modo retrato que se comporta como debe y que para los amantes de esta función este teléfono no les va a defraudar. El modo pro nos deja variar la velocidad de disparo, la sensibilidad ISO y el enfoque, algo que nos encanta para los que saben más de fotografía.

Izquierda modo normal a la derecha modo retrato

Si tenemos que decir que es lo que más nos ha gustado de esta cámara es sin duda el modo nocturno, el cual está de moda en los nuevos teléfonos y el Redmi Note 7 hereda la experiencia del Xiaomi Mi Mix 3 en este sentido y los resultados son muy llamativos e interesantes. En interiores consigue quitar las zonas quemadas y también darte un toque HDR a algunas fotos que les deja un look muy dinámico incluso a fotografías realizadas con luz diurna. Os dejamos una comparativa a gran tamaño entre dos fotos.

Disparo en Modo normal

Disparo realizado con modo nocturno

El estabilizador de imagen es bueno, como Xiaomi viene haciendo desde hace no mucho tiempo, y la electrónica estabiliza los videos muy bien y se nota poco el efecto gelatina que a veces producen los estabilizadores. En el tema de la grabación no tenemos 4K, pero si 1080p a 60 fps, lo cual esta bien. Lo que tampoco hace su trabajo nada mal es el modo HDR, el cual no es muy agresivo y le da un ligero toque de rango dinámico extra a nuestras fotos para que sean más niveladas y preparadas para una edición a posteriori. Este modo nos levantará las sombras que estén muy oscuras y también genera una definición un tanto marcada que le da un toque agresivo.

A la izquierda HDR a la derecha modo normal

Durante la noche muchos teléfonos de Xiaomi pegan un gran bajón, y esto es algo que ha sucedido durante muchos años y era el talón de Aquiles de la marca. Pero en los últimos modelos de la marca han conseguido trabajar mucho esto y no solo el modo noche les ha dado un respiro de aire fresco a sus cámaras. Tanto los selfies como la cámara trasera mantienen un buen nivel de noche y sorprende que este modelo de menos de 200 euros no pegue tanto bajón como otros modelos similares como el Xiaomi A2 Lite o incluso el Mi A2. Os dejamos con una galería de imágenes del Redmi Note 7:

En el Redmi Note 6 teníamos un flash led en la parte delantera que ayudaba al selfie nocturno, y lo cierto es que junto a una cámara doble cámara que montaba era una delicia. En este nuevo modelo se ha dejado una única cámara y sin flash, pero los fotodiodos de esta cámara asciendes a las 1,6 micras y eso ayuda mucho a la captación de luz, e incluso son el doble de grandes que en la cámara trasera.

Para concluir tenemos que decir que esta cámara nos ha gustado mucho, solo tiene una cámara a la hora de la práctica, tanto delante como detrás, pero eso no es un inconveniente para obtener buenos resultados (que se lo digan al Pixel 3). Quizás echamos en falta una grabación de video en 4K, pero preferimos un modo nocturno como el del Redmi Note 7 para un móvil de menos de 200 euros. La marca ha realizado un buen trabajo fotográfico y seguro que estará compitiendo por ser de las mejores en su gama de precio.

Autonomia

La batería del Redmi Note 7 es grande, como en casi todos los Xiaomi desde sus inicios en la venta de teléfonos. Sus 4.000 mAh son marca de la casa en la gama Note desde hace años y aunque tiene un panel grande, su autonomía es muy buena. Las horas de pantalla que nos ha dado están en torno a las 9, una cifra muy buena para este hardware y MIUI tiene una eficiencia excelente como siempre.

El uso para tener 9 horas de pantalla es con mucho Youtube y redes sociales como Instagram, WhatsApp y Twitter. No hemos jugado prácticamente nada en esta prueba de duración de batería, solo queríamos ver cuánto aguantaba en un día normal, en el cual la gente no suele jugar a juegos potentes. La carga rápida es fantástica, su cargador de 18W se calienta un poco pero carga el terminal entero en 135 minutos (en una hora se carga un 60%). Por otra parte, lo que es el smartphone no se calienta mientras se carga y se porta muy bien durante la carga.

Conclusiones finales del Redmi Note 7

El Redmi Note 7 nos ha encantado y creemos que posiblemente es el nuevo rey de la gama media-baja. Es difícil evaluar donde está este teléfono respecto al mercado, hay gamas medias mejores, pero mucho más caros. Este teléfono tiene un precio de 179 euros para la versión de 3GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento, la cual recomendamos ya que 4GB de RAM en Android cuesta aprovecharlos.

Su procesador sigue dando mucha guerra para todo tipo de aplicaciones y juegos, siendo junto con MIUI 10 una unión casi perfecta. La cámara evolucionará con futuras actualizaciones (Xiaomi tiende a hacerlo) y tenemos un modo nocturno que nos ha fascinado en interiores y que en un futuro puede llegar mucho más lejos. A mejorar, por pedir algo, nos gustaría que pesara unos gramos menos y que tuviera un gran angular o teleobjetivo como cámaras adicionales.

Por diseño, autonomía, potencia y una cámara que cumple de sobra, el Redmi Note 7 sale con sobresaliente para nosotros (para su precio), y esperamos que los que lo compréis podáis aprovecharlo al máximo.

Fran López

Redactor de Pro Android | Siempre dispuesto a probar cualquier avance tecnológico e interesado en el mundo de las cámaras digitales. Android es un sistema sin fronteras.

16/03/2019 22:15