Qualcomm-Snapdragon

Está claro que Qualcomm sigue siendo una de las mejores apuestas para montar un chip en tu teléfono inteligente. Podemos ver como la compañía tiene mucha variedad de chip en diferentes gamas y lo sabe aprovechar. Pero si hay algo que este año ha hecho que baje su popularidad, es el Snapdragon 810. Todos sus problemas de sobrecalentamiento han hecho a muchas compañías optar por otras posibilidades del mercado. Podemos ver como Samsung ha montado su propio SoC en los Galaxy S6 y S6 Edge, pero no son los únicos.

Las malas ventas del HTC One M9 tampoco ayudan, ya que la propia HTC denegó pedidos a Qualcomm por el hecho de que no necesitaban fabricar más dispositivos. Gracias a todo esto y a un multa que tuvo que pagar en China por valor de mil millones, Qualcomm no está pasando su mejor momento. Por este motivo viene la prisa por deshacerse de unos 4.000 empleados.

Esto es algo normal cuando una empresa intenta superar un bache como este. Luego, poco a poco se recuperan y suelen acabar llegando a donde estaban. Siempre que hagan un buen trabajo con los chips de 2016, los cuales tendrán que ser perfectos para que todo el mundo vuelva a depositar la confianza que tenía en Qualcomm.

¿Qué opinas tú?