Probamos el Samsung Galaxy Z Flip: ¿merece la pena comprarlo?

Tras la presentación oficial, Samsung nos permitió pasar unos minutos con los nuevos productos presentados. Todas las miradas y manos se centraron en un modelo, el Galaxy Z Flip. Las nuestras también, pues pasamos cerca de una hora con el dispositivo para poder ofreceros unas primeras impresiones. Habrá que esperar para poder probarlo en profundidad, aunque la primera toma de contacto es buena, creemos que el Samsung va bien encaminada con este dispositivo plegable. No es el dispositivo definitivo, pero para ser la segunda generación de plegables, la compañía ha lanzado un producto bastante maduro.

El Samsung Galaxy Fold se lanzó hace unos meses al mercado con un diseño completamente diferente y un precio más elevado. Ahora la apuesta es por un terminal más útil para la mayoría de usuarios, con un precio más reducido y un producto completamente acabado y listo para ser comercializado.

Un nuevo concepto que todo el mundo quiere probar

El dispositivo llama la atención. En el mercado hay pocas cosas parecidas y este Galaxy Z Flip despierta miradas allá por donde va. Cuando está plegado en la mano da la sensación de ser pequeño y muy transportable, aunque no nos olvidamos de su grosor. Cabe en casi cualquier bolsillo y su robustez es bastante destacable. No es un dispositivo que dé miedo coger, apretar o utilizar por miedo a romperlo.

Samsung Galaxy Z Flip

Comparativa de tamaño entre abierto y cerrado

Pocos segundos después de echar un vistazo al Z Flip plegado entra la curiosidad y no puedes dejar de desplegarlo para conocer su mecanismo. La bisagra recuerda mucho a la que vemos en el Galaxy Fold, aunque su mecanismo interior ha cambiado para poder mantenerse en cualquier posición. No hay ruidos extraños, la dureza de la bisagra es suficiente y puedes dejar el dispositivo en cualquier posición sin miedo a que se pliegue o se despliegue por completo.

Una vez abierto te das cuenta de sus dimensiones. Es un dispositivo extremadamente alto, mucho más que cualquier terminal del mercado. Esto sorprende a primera vista y te hace plantearte si este Galaxy Z Flip es para ti. Para manos pequeñas no lo recomendaríamos demasiado.

¿Hay ondulación en el pliegue como veíamos en el Fold? Sí, la hay y está presente en todo momento. Eso sí, es más pequeña y no afecta en ningún momento a la visualización del contenido. Si pasas el dedo está ahí, pero no afecta al uso corriente del dispositivo. Puede que con el paso del tiempo esta ondulación sea mayor y más visible, pero es algo que no podemos confirmar.

La pantalla se ve bien, sorprendentemente bien para ser un dispositivo plegable. Eso sí, es pronto para sacar conclusiones, y más aún en las condiciones de luz en las que probamos el dispositivo. No estamos ante la mejor pantalla del mercado, pero puede que sí ante la mejor de un móvil plegable.

Hay demasiados detalles de este terminal que nos gustaría probar durante varias semanas para sacar conclusiones sobre el mundo de los móviles plegables y el uso de este diseño concreto en nuestro día a día. En estos momentos podemos decir que el nuevo Galaxy Z Flip es un buen dispositivo y que hace lo que promete. Destaca por encima de cualquier otro terminal del mercado, aunque esto no significa que todos los usuarios quieran uno por delante de un Galaxy S20 o el iPhone de turno.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

12/02/2020 13:45