¿Por qué los móviles de Xiaomi son tan baratos? Esta es la razón oficial

Desde su expansión a nivel global, Xiaomi ha visto como las ventas de sus teléfonos han crecido exponencialmente. La razón por la que millones de usuarios eligen comprar sus teléfonos es bastante obvia: su relación calidad-precio. Dentro de cada gama, Xiaomi ofrece teléfonos similares o superiores a la competencia a precios significativamente más bajos pero, ¿cómo consiguen hacer esto? Es algo que desde hace años nos preguntáis y hoy el ex-CEO de Xiaomi ha revelado el motivo.

Obviamente los precios bajos de Xiaomi están puestos precisamente para reventar el mercado y a la competencia, pero tener un precio inferior ofreciendo lo mismo o más, conlleva unos sacrificios. ¿Qué sacrificios? Pues precisamente eso es lo que ha explicado Lei Jun, el que había sido CEO de Xiaomi hasta hace unas pocas horas. En una entrevista ha explicado cómo sus teléfonos pueden ser tan baratos.

El margen de beneficios de Xiaomi no alcanza ni el 10%

No es ningún misterio que en la venta de un teléfono, toda marca debe tener un beneficio sobre el mismo. Si cuesta de fabricar 350 euros, sumados los costes de gestión, desarrollo, publicidad, etc. no es de extrañar que el precio de venta supere los 700 euros para poder sacar un margen de beneficio sobre el producto. Precisamente ese es el apartado en el que más renuncia Xiaomi a la hora de vender sus teléfonos.

Creo que el margen de beneficio bruto del 8% al 9% es muy bajo y dado que nuestro modelo de ventas se basa en las ventas de comercio electrónico, el precio que el cliente final termina pagando será muy barato. Lo más importante es que nuestra propia ganancia bruta es muy baja, y el canal medio es muy corto, por lo que el precio final en el mercado minorista sigue siendo muy atractivo para los compradores.

Xiaomi Mi A3

Según las palabras del ex-CEO de Xiaomi, el margen de beneficio por teléfono ronda el 8-9%. Eso significa que por cada 100 euros de teléfono que pagamos, la marca recibe un beneficio inferior a los 10 euros. Para ponernos en contexto: si compramos el Xiaomi Mi 9T Pro en su versión base, el precio oficial es de 399 euros, por lo que la marca estaría recibiendo menos de 40 euros de beneficio por cada teléfono vendido, un porcentaje muy inferior al que encontramos en otro tipo de marcas.

En muchas ocasiones la gente se ha preguntado: “¿Por qué nadie imita el sistema de negocio de Xiaomi?”. La respuesta no es muy complicada: es insostenible. Xiaomi se sostiene a base de las ventas de otros de sus productos con mayores beneficios, pero los teléfonos son las productos más visibles. Por tanto, otra marca que quisiese copiar este sistema, debería obtener un beneficio mayor de otros productos, lo que podría implicar una subida de precios en unos para bajarlo en otros.

Fuente| ITHome

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

02/12/2019 18:15