Oppo Neo 5 y Neo 5S, los nuevos terminales de Oppo para la gama baja

El mercado asiático de smartphones es un territorio enorme donde las marcas pelean por destacar y así coronarse como marcas de importancia, como ya hizo Xiaomi. Este también es el caso de la firma Oppo, la cual ha presentado sus nuevos dispositivos orientados al mercado de entrada, con características básicas a un precio ajustado, estos son el Oppo Neo 5 y el Neo 5S.

Ambos dispositivos tienen características bastante similares, aunque como es de esperar, el Oppo Neo 5S tiene ciertas características superiores a las del Oppo Neo 5. La primera diferencia que encontramos entre ambos dispositivos es su almacenamiento interno, 4 GB para el Oppo Neo 5 y 8 GB para el Oppo Neo 5S. Ambos almacenamientos pueden parecer escasos para un usuario medio, pero si tenemos en cuenta que son dispositivos pensados para una persona que se acaba de introducir en este mundillo puede que sea suficiente, al menos la versión de 8 GB. Ambos dispositivos tienen posibilidad de ampliación de la memoria mediante tarjeta MicroSD, hasta 32 GB para el Oppo Neo 5 y 128 GB para el Neo 5S.

El procesador de estos dos terminales también es diferente. El Oppo Neo 5 trae en su interior un procesador MediaTek MT6582 de cuatro núcleos a 1.3 GHz, acompañado de 1GB de memoria RAM. En la versión superior, el Oppo Neo 5S encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 410 de 64 bits acompañado también por 1 GB de memoria RAM y este último admite la utilización de redes 4G-LTE.

Oppo Neo 5 y Neo 5S, los nuevos terminales de Oppo para la gama baja

En la parte trasera encontraremos una cámara de 8 megapíxeles con flash LED en las dos versiones de este terminal. La pantalla entre ambos terminales también es la misma, 4.5 pulgadas en resolución FWVGA (854×480 píxeles) lo que se nos puede hacer escasa a estas alturas, donde en terminales de precio similar ya encontramos resolución HD, aunque el Oppo Neo 5S cuenta con un filtro para evitar dañar la retina con el uso continuado del terminal. A estos dos terminales los alimentará una batería de 2000 mAh y se moverán bajo Android 4.4.2 KitKat bajo la capa de personalización Color OS.

El aspecto físico de estos terminales no parece ni mucho menos la de dos smartphones low cost, ya que están construidos alrededor de un chasis que parece metálico y con la trasera de cristal, lo que hace que estos terminales aparenten ser más premium de lo que cuesta, que se espera que sean unos 120 euros que es lo que costaba su predecesor, así que estaremos atentos para saber cual será su fecha de salida al mercado y su precio definitivo.

¿Os gustan los nuevos dispositivos de Oppo? Dadnos vuestra opinión