20160622_203432

La fotografía móvil ha avanzado mucho en los últimos años. Hemos podido ver, como algunos de los dispositivos de la gama alta, superan a cámaras fotográficas casi profesionales. El mercado de las cámaras compactas está bajando cada vez más, y los culpables son los smartphones. Cada vez encontramos a más gente haciendo fotos con el móvil, donde antes había cientos de cámaras. Es mucho más cómodo llevar un smartphone, que no una cámara y un smartphone, por lo que el mercado se decanta por tener un dispositivo de gama alta para poder aprovechar la situación de la cámara.


Samsung Galaxy S8 tendrá una joroba en la cámara 


En 2016, hemos visto grandes avances en la fotografía móvil. Samsung nos sorprendió a todos con un sensor de muy buena calidad, que ha sido superado por muy pocos. Realmente, solo la cámara de los Google Pixel está un paso por delante de que monta el Galaxy S7, y aún así, debemos tener en cuenta que se llevan meses de diferencia. En 2017, veremos muchos más avances, y hoy, tenemos uno de los más interesantes de todo el año.

Sony es el rey de los sensores y así lo demuestra

Puede que las cámaras que montan los dispositivos Sony no sean las mejores, pero la culpa se la podemos echar al procesado de la imagen. En todo el ámbito tecnológico, cientos de compañías confían en Sony para dotar a sus dispositivos de cámaras de calidad. En la telefonía móvil, ocurre exactamente lo mismo. Podemos ver como terminales Samsung, LG o Apple, cuentan con sensores de Sony, siendo de lo mejor que hay en el mercado. Hay muchas posibilidades, de que el sensor de tu smartphone sea Sony, en cambio el fabricante no.

Pues bien, hoy hemos podido ser testigos de lo que Sony tiene entre manos para la telefonía móvil. Por el momento es un prototipo, pero ya podemos ver cosas increíbles. Se trata de un sensor para móviles capaz de capturar imágenes a 1000 fotogramas por segundo en resolución FullHD. Actualmente, en la telefonía móvil, vemos un máximo de 240 fps en 720p, algo que quedará obsoleto cuando Sony presente su nuevo sensor.

No tiene nombre, ni siquiera tenemos una fecha aproximada, pero las imágenes que es capaz de tomar, nos dejan saber que la fotografía móvil tiene mucho recorrido por delante. Los pequeños trozos de vídeo que vemos, son dignos de una cámara lenta profesional, y están tomados con un simple móvil. 

Tendremos que ver cuando decide Sony dejar a los fabricantes su sensor, y que estos empiecen a implementarlo en sus dispositivos. Lamentablemente, seguro que vemos mejores resultados en un smartphone que no sea Sony, pero que sí lleve un sensor de la compañía japonesa. 


Los nuevos relojes de LG contarán con Android Pay