Primeras impresiones del Nokia 8

El Nokia 8 ha comenzado a venderse en España hace apenas dos días, y hoy os traemos las primeras impresiones de este smartphone. Como algunos sabréis, Nokia es propiedad ahora de HMD Global, una empresa finlandesa formada en parte por ex-empleados de la vieja Nokia. Aunque los primeros lanzamientos de esta empresa fueron en las gamas media y baja con los Nokia 3, 5 y 6, es en el Nokia 8 donde la empresa tiene más que demostrar.

Mucho depende de este smartphone para Nokia ahora mismo, la propia imagen de la marca está en juego. Y es que aunque en las gamas media y baja se pueden conseguir buenas ventas, donde realmente se sacan beneficios e imagen es en la gama alta. Y qué mejor que unas primeras impresiones del Nokia 8 para descubrir si van por buen camino.

Diseño y especificaciones

Nokia 8 tirado

Ya por el hecho de ser un Nokia este smartphone tiene mucho que demostrar por un lado, pero por otro también genera una especie de sentimiento de añoranza que puede jugar en su favor. Nada más verlo se reconoce que es un Nokia, especialmente por el diseño de la parte trasera. La sensación en la mano es de robustez gracias a su cuerpo de aluminio, y el agarre es muy bueno gracias a su pantalla de 5’3 pulgadas. Lo único que destaca del diseño es la situación de las dos cámaras y sensores que sobresalen ligeramente. Además de tener un cuerpo de aluminio este smartphone cuenta con protección IP54 contra polvo y salpicaduras y la parte frontal está protegida por un cristal 2’5D con Gorilla Glass 5.

El hardware es el que cabía esperar en un gama alta del 2017: procesador Qualcomm Snapdragon 835, 4 GB de memoria RAM, 64 GB de memoria interna ampliables mediante microSD, batería de 3090 mAh y cámara frontal de 13 megapíxeles. Las cámaras traseras son de 13 megapíxeles con enfoque láser y doble flash LED, una viene con sensor RGB con estabilización óptica y otra con un sensor monocromo. También la pantalla nos ha causado una buena impresión inicial, el panel IPS de 5’3 pulgadas con resolución QuadHD está a la altura de lo esperado y cuenta con muy buenos ángulos de visión y brillo.

Software y cámara

Nokia 8 camara

Con el hardware que incorpora el Nokia 8, era de esperar que el software no diese ningún problema, y así ha sido. La decisión de Nokia de no incluir capa de personalización ha sido todo un acierto, ya que esto le permite ser de los primeros en recibir las actualizaciones de Google. El sistema “vuela” al usarlo, todo se abre de manera instantánea sin ningún retardo o lag, es tan limitada la personalización de Nokia que solo incluye la aplicación de la cámara y la de soporte. Poco más que decir en este apartado donde probablemente sea el gama alta más optimizado junto con el Google Pixel.

La cámara de fotos merece ser tratada con más tiempo y análisis cuando hagamos las review completa, pues en tan poco tiempo sería atrevido dar un veredicto definitivo. Lo que sí podemos afirmar es que aunque no se pondría a la altura de smartphones como el Galaxy Note 8, el Pixel o el iPhone 8, cumple muy bien su papel dentro de la gama alta “estándar”. Los resultados de entrada se presentan similares a los de cámaras como las del Huawei P10 o el OnePlus 5. El modo retrato se comporta bien con buena luz, aunque hace falta probarlo de manera más detallada, y el sensor monocromo da mucho juego en determinadas situaciones. La estabilización óptica también cumple con su papel en la grabación de imágenes aunque, de nuevo, es necesario un análisis más exhaustivo. Para terminar este apartado destacar que la cámara frontal tiene una calidad excelente, e incluso con poca luz consigue buenos resultados.

Conclusiones

Nokia 8 trasera

Si eres de los más nostálgicos que sueñan con volver a tener un Nokia entre sus manos no lo dudes: el Nokia 8 es tu smartphone. Si eres de los que piensan tomar su decisión comparándolo con otros smartphones de su misma gama de precios, entonces espera a nuestro análisis final donde factores como la cámara o la batería serán determinantes. Lo que sí podemos asegurar es que aquellos que busquen Android Stock sin añadidos, al más puro estilo Nexus, no encontrarán una mejor opción en el mercado español.

El Nokia 8 es una apuesta segura, y no decepcionará a cualquiera que lo compre, el problema viene en el precio. Los 599€ con los que se ha lanzado en España están algo por encima de su competencia como el OnePlus 5 o el Huawei P10, que se mueven en rangos de precios de 100 o 200 euros menos. Hay carencias como la falta de resistencia elevada al agua o un diseño con pantalla de 18:9 sin marcos, pero todo esto depende mucho del precio en el que acabe estableciéndose en unos meses para que podamos valorarlo más o menos.

 

Ruben Perez

ExRedactor en ProAndroid | Graduado en Publicidad y RR.PP; cinéfilo, linuxero, músico y fanático de las nuevas tecnologías. "No deberías adaptarte a la tecnología, la tecnología debería adaptarse a ti" Twitter: @rubendroid

22/09/2017 18:11