¡No utilices la carga rápida de tu móvil! Lo estás dañando sin darte cuenta

Es posible que tu móvil actualmente cuente con algún tipo de carga rápida. Si lo has comprado hace poco y es de gama media/alta esta característica, probablemente, será una de las más importantes del móvil. Hoy te contamos por qué no deberías utilizarla todos los días y cuál es el método para no utilizar la carga rápida del móvil. ¡Si la utilizas a diario estás dañando tu móvil sin saberlo!

El lago oscuro de la carga rápida: no es tan buena como anuncian

No, la carga rápida no es tan beneficiosa y buena como los fabricantes se están encargando de comunicar. Es una herramienta muy útil en algunos casos, pero de la que no se debe abusar. Su sistema es sencillo y cada vez hay cargas rápidas más veloces, las cuales, aumentan el «daño» del que hablamos hoy.

La carga rápida va ligada a la degradación de la batería. El objetivo es llenar antes la capacidad de la célula, por lo que se suma más potencia, más calor y mucho más estrés para las celdas de la batería. El resultado es una carga en pocos minutos, pero a un precio bastante alto.

No debes pensar que esta carga no afecta a tu batería, porque sí lo hace. Este aumento de potencia genera un estrés importante en las celdas y estás se degradan poco a poco. Está demostrado que la carga rápida degrada las baterías. A mayor carga rápida mayor capacidad de degradación.

«La batería me dura menos que hace unos meses»

Es muy común escuchar a usuarios hablar de la duración de la batería un año después de haber comprado el dispositivo. La batería no se ha hecho más pequeña, se ha degradado con el paso de los meses. Una carga rápida muy potente y utilizada a diario hace pisar el acelerador a este proceso.

Las baterías suelen sufrir estrés en 3 ocasiones: cuando tienen muy poca carga, cuando están completamente cargadas o cuando se intentan cargar o descargar extremadamente rápido. Lo peor para una célula como la que incluye tu smartphone es dejarla casi descargada por mucho tiempo.

El segundo peor caso es someterla a un estrés diario de carga rápida. El fabricante de tu dispositivo no te lo va a comentar, pero la batería irá perdiendo efectividad con el paso de los meses. Si la cifra de carga de rápida es muy alta el proceso se acelerará.

¿Qué carga rápida es realmente perjudicial?

En la actualidad hay fabricantes que llaman carga rápida a las cargas de 15W y también a las 120W. Cargar tu smartphone a diario con una carga rápida superior a los 25-30W ya podría suponer una degradación considerable.

Por debajo no suelen ser potencias como para preocuparse, aunque todo depende de la calidad de la célula. Si tu cargador admite 15-20W de carga no deberías preocuparte demasiado. Si está por encima es aconsejable que no la utilices cada vez que quieras recargar tu smartphone.

El 90% de las veces no hace falta cargar rápido

La carga rápida es muy útil para ciertos momentos en los que llevas prisa o te has quedado sin batería antes de tiempo. La realidad es que casi todos los usuarios cargan su dispositivo por la noche, en la oficina o mientras están en casa.

En la mayoría de situaciones no necesitas una carga rápida, por lo que estás degradando tu batería sin un motivo. Si puedes ahorrarte la mayoría de las cargas rápidas le darás a tu batería un respiro y no notarás una degradación tan importante con el paso de los meses.

Cómo no utilizar la carga rápida en un smartphone

La mala noticia es que los fabricantes no te permiten activar una función para no utilizar la carga rápida. Si utilizas un cargador rápido y tu móvil admite esa carga siempre la utilizará. Da igual que cargues el móvil durante la noche o que estés en tu casa tranquilamente. Si puede la va a utilizar.

El mejor método para no utilizar la carga rápida de tu móvil es utilizar un cargador diferente. Sí, como lo lees: busca un cargador de menos potencia y utilízalo en tu día a día. La calidad de la carga será la misma. Tardarás más en completarla, pero será mejor para tu batería.

Si no tienes un cargador básico en tu casa puedes comprarlo en Amazon por menos de 10€. Utiliza uno que tenga entre 10 y 20W y que sea de calidad. No es necesario utilizar otro cable, el original también te servirá.

Esta es una muy buena forma de cuidar tu batería para que tenga una vida útil mucho más larga. Cargar a diario el móvil con un cargador rápido podría darte un susto cuando lleves un año utilizándolo y su autonomía haya bajado considerablemente.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

17/03/2022 12:36