motolenovo

Motorola ha sido una de las grandes protagonistas en los últimos casi dos años. Desde la salida del Motorola Moto G 2013, la batería de titulares generados por la que fuera la empresa estadounidense propiedad de Google ha sido incesable.

Logró resurgir de las cenizas y reincorporarse a mercados en los que ya no tenía presencia, como España. Y la sorpresas más grande fue cuando Lenovo adquirió la compañía el pasado año por 3.000 millones de euros. Ahora toca hacer balance de lo que ha supuesto Motorola en manos de Lenovo, y desde la empresa china arrojan datos bastante positivos sobre esto, y sobre la propia actuación de Lenovo como tal.

Si comenzamos diciendo que Lenovo ha vendido en 2014, nada más y nada menos que 76 millones de teléfonos, sorprende. Como resulta evidente, China es su máxima potencia en ventas: solo allí ha cosechado el 59% de las ventas en todo el mundo. No obstante, su presencia internacional ha aumentado un 450% en las ventas, lo que supone la venta de 31 millones de dispositivos móviles.

Muchos ingresos pero pocos beneficios.

Sólo en el ultimo trimestre de 2014, Lenovo vendió 18,7 millones de teléfonos, frente a los 16 millones que cosechó en 2013. Durante ese trimestre, 7,8 millones de teléfonos venían de parte de Motorola, lo que supone más del 40% del volumen de ventas.

Sin embargo, los beneficios no han sido tan positivos, ya que han registrado un descenso del 37% a pesar de que los ingresos aumentaron un 21% con respecto al ejercicio de 2013. Esto viene en parte a las múltiples compras que ha realizado la compañía, como son la compra de la propia Motorola y el negocio de servidores de IBM.

Fuente | Lenovo
Vía | XatakaMóvil