htc-one-m9-ab

Una de las sorpresas más grandes que hemos visto en el primer trimestre del año es la apuesta de HTC por la gama alta. Por fin han hecho un terminal que puede luchar con los más grandes, incluso batirles en algunos aspectos. Podemos llegar a pensar que la compañía puede salir del agujero en el que se encuentra económicamente, pero esto no parece ser así.

Según los inversores de la compañía, los pedidos del HTC 10 en dos de las mayores tiendas online de China han ascendido a la cifra irrisoria de 251 unidades. Es una cifra realmente preocupante, y no es por estar frente a un mal dispositivo, sino por la fama de la compañía con anteriores fracasos. Pero HTC no se rinde y quiere que alguno de estos fracasos renazcan milagrosamente. Es el caso que vamos a ver hoy con el conocido por todos HTC One M9s. 

Cambio de nombre un tanto engañoso para el usuario

Ya discrepamos de la salida de un HTC One M9s en su época, donde la compañía nos dejaba un terminal con la misma pantalla, mismo diseño y misma batería, pero recortando algunos puntos. Menos memoria RAM, menos almacenamiento, peor cámara y peor procesador para la versión “s” del M9.

Al igual que la versión principal, este M9s no tuvo la aceptación que se esperaba y esto dejó a HTC con mucho stock en sus fabricas. La manera que han pensado puede ser la correcta para quitarse ese stock del medio, es renombrar el dispositivo como HTC One M9 Prime Camera Edition. 

Se trata del mismo dispositivo, con el mismo procesador, misma cámara y mismo diseño que el HTC One M9s, pero con un nombre que le otorga novedad frente a los usuarios inexpertos del mercado. Además de poder volver a subir el precio a un terminal que estaba bajando su valor.

Se trata de una buena estrategia, la cual no creemos que le funcione a una empresa que según los rumores está viviendo la misma situación con el HTC 10 que vivió con el HTC M9.

Fuente | PhoneArena