¡Confirmado! La carga rápida perjudica a largo plazo las baterías

La batería es uno de los componentes fundamentales de todo smartphone y cada vez son más las marcas que se preocupar porque sus dispositivos tengan una buena autonomía. Atrás quedaron esos tiempos en los que el móvil se apagaba antes de que se acabara el día y teníamos que estar pendientes de buscar un cargador. Ahora, las baterías no solo son más potentes, sino que también son más rápidas. Pero… ¿eso es del todo bueno?

De todos es sabido que la carga rápida es una realidad en los móviles actuales. VOCC 3.0, Quick Charge, Super Charge… Muchos son los sistemas que las marcas han creado para que sus productos puedan estar al máximo de batería en el mínimo tiempo posible, sin embargo, todo parece indicar que este tipo de cargas afectan negativamente a la vida útil de las baterías. Al menos así lo han probado en un estudio de la Universidad de Purdue (Estados Unidos). Te contamos todos los detalles.

La carga rápida puede dañar más fácilmente las baterías

La mayoría de las baterías actuales son de Li-On, tanto en móviles como auriculares o altavoces. Hablamos de unos componentes que son capaces de aguantar cargas muy elevadas que permiten aumentar el porcentaje de las baterías muy rápidamente. Sin embargo, un nuevo estudio ha confirmado que no solo las cargas son más rápidas, sino que pueden ser más perjudiciales que las habituales. Desde la Universidad de Purdue (Indiana) han probado cómo afectan este tipo de cargas a unas baterías que suelen degradarse con mayor facilidad.

Se trata de un proceso eléctrico que desplaza a los iones hacia los electrodos por medio del electrolito. A partir de esta situación se genera un desgaste continuo de los componentes mecánicos de la batería generando así que se reduzca su vida útil. Es decir, la rapidez con la que los iones penetran en el dispositivo y chocan con los electrodos impone un desgaste mucho mayor en la batería.

Kejie Zhao, jefe del estudio, ha analizado todas las baterías actuales del mercado por medio asegurando que los componentes de las mismas se dañan con la carga rápida. Para ello se ha llevado a cabo una investigación basada en las técnicas 3D y la Inteligencia Artificial con la que se ha confirmado la acción de los electrones acelerados de la carga rápida. “Estas baterías de carga rápida a menudo están cubiertas con electrodos más gruesos, pero eso no evita daños”, comentó el propio Zhao. “La capacidad de las baterías no depende de cuántas partículas haya en la batería; lo que importa es cómo se utilizan los iones de litio “.

De todo este tema se puede sacar una conclusión muy clara: la carga rápida acelera la degradación de la batería. Esperemos que los fabricantes den con la fórmula para conseguir una carga tan rápida como eficiente para nuestros móviles.

Vía | The Registrer

Gonzalo Mendo

Redactor en Pro Android | Periodista. Amante de la tecnología con cierto gusto por el pequeño Androide verde. Me gusta escribir de todo lo relacionado con tecnología, cultura y curiosidades. Gran aficionado al deporte.

11/06/2019 16:00