Aquaris-M-2

Se acerca el MWC. Es algo que no nos cansamos de repetir cuando falta algo más de un mes para que estemos en Barcelona, con la agenda más apretada del año pero con una sonrisa de oreja a oreja viendo todo lo que nos tienen preparado las compañías. Claramente todos nos centramos en las grandes marcos como Samsung, LG, Sony y estas, pero hay muchas otras que nos tienen preparado su buena ración de novedades. Entre ellas podemos ver a una de las marcas que más ha crecido en los dos últimos años, BQ.

¿Más Cyanogen? ¿Gama alta? ¿Nuevo diseño?

Estas son las tres preguntas que más nos hacemos los seguidores de BQ. Hemos podido ver como la empresa española se ha adentrado en mercados muy complicados y ha sabido llevarlo con total naturalidad, sacando beneficio de cada uno de ellos. Entre estos mercados, podemos ver la alianza con Cyanogen o con Google para el A4.5.

Por este motivo, BQ es uno de los stands que primero queremos visitar, y cuando lo hagamos veremos todo lo que nos tiene preparado. Ya el año pasado vimos muchas novedades, pero una de las más grandes fue el salto de MadiaTek a Qualcomm y el cambio general de diseño que sufrieron los dispositivos. Al hablar de BQ todos nos centramos en las gamas medias, y al final es cierto, ya que su terminal más potente no puede ser catalogado como un gama alta. Sí, es uno de los mejores gama media que hay, pero la gama alta está a otro nivel en cuanto a prestaciones y diseño.

¿Pero podremos ver un gama alta este 2016? Pues nada es descartable, pero si bastante difícil. El mercado que tiene la compañía en estos momentos no es la gama alta, y lanzar un terminal para competir con el Galaxy S7 o el LG G5 es algo que les podría salir muy caro. Pero por otro lado, hemos visto tantos proyectos de la compañía triunfando que no podemos descartar ver un dispositivo de gama alta.

¿Más Cyanogen? Pues posiblemente. Una de los rumores más extendidos es que BQ va a lanzar la nueva gama con el diseño del X5, y este terminal tiene una versión con Cyanogen. No sería ninguna locura ver un X5,5 versión Cyanogen y Android. Es algo que por el momento es bastante coherente.

¿Mismo diseño del X5? Por una parte nos gusta y por otra no. Lanzar la nueva gama con el mismo diseño del X5 podría ser un acierto, ya que se trata de un diseño muy bueno con la novedad del metal y la inclusión de nuevos materiales, pero también sería poco novedoso lanzar una gama con este diseño que todo el mundo conoce.

¿Descartamos el cristal? Pues como bien hemos dicho, no se puede descartar nada y un nuevo diseño con la inclusión de cristal podría ser algo muy bueno. Aun así, volvemos a repetir que hacer terminales con un diseño frágil no es su mercado. Es decir, los terminales de BQ están destinados a todo el público, pero en especial a las personas jóvenes, que son más propensas a cuidar menos su smartphone, por esto mismo podríamos descartar el tema del cristal pulido.

Parece que todo lo que nos deja BQ son incógnitas que podremos resolver en el mes de febrero. Puede haber gama alta, puede haber cambio de diseño y puede haber más Cyanogen. Dicho queda, el 22 de febrero veremos cuantas de estas cosas se cumplen.

¿Qué te parece BQ? ¿Crees que está haciendo bien las cosas?