El Black Shark 3 Pro es el móvil más raro que verás por dentro

Si en Pro Android hay algo que adoramos, es poder ver el interior de los diferentes móviles del mercado, por eso hemos hecho incluso algunos de ellos transparentes, para que se vean de una forma brutal. Al haber desmontado ya tantos teléfonos, nos hemos dado cuenta que la gran mayoría son muy parecidos por dentro: una batería grande, una placa base llena de conectores tipo “Lego”, extensores de cable, los cables de antena, la placa del conector USB, etc. Ahora bien, hemos podido ver el Black Shark 3 Pro por dentro y nos ha dejado locos, porque es muy, muy diferente a lo que estamos acostumbrados.

Decir que en este caso, no hemos hecho el desmontaje nosotros, sino que es cosa del youtuber JerryRigEverything. El Black Shark 3 Pro fue presentado el mes pasado con una enorme pantalla de 7,1 pulgadas, con gatillos físicos retráctiles y un hardware que lo coloca en lo más alto de las listas de potencia. Ahora bien, con su  extraño diseño, ¿cómo es por dentro? Pues muy curioso y seguro que no te lo esperabas.

Desmontar el Black Shark 3 Pro es muy difícil, pero vale la pena

Puesto que la parte trasera del Black Shark 3 Pro está construida tanto en metal como en cristal, según su diseño, retirarla no es nada sencillo. Es más, solo podremos retirar la parte central de cristal, con mucho cuidado. Tras retirarla, podemos apreciar de primeras una serie de placas metálicas que protegen algunos contactos y partes de un heat pipe, el método de refrigeración de este terminal. Ahora bien, por el momento no vemos ninguna batería en este Black Shark 3 Pro y lo único que podemos retirar de su interior, son sus cámaras.

Sin duda, lo que más destaca de momento de esta parte trasera, es lo que podemos ver en el lado derecho de esta zona trasera, tanto en la parte superior como en la inferior. El por qué, son esos gatillos físicos con los que cuenta este terminal, que son emergentes, por lo que tenemos dos pequeños motores que accionan la salida y retirada de estos botones cuando se les vaya a dar o dejar de dar uso.

Para seguir el despiece, hay que dar la vuelta al dispositivo y prepararse para quitar la pantalla, algo que complica en exceso la reparación de este teléfono, pues es un elemento muy delicado. Ahora bien, cuando conseguimos quitar este elemento, podremos retirar la placa base del Black Shark 3 Pro, que como podemos ver, tiene un tamaño muy reducido, de varias capas y con dos heat pipes de gran tamaño.Al retirar la placa base, vemos que se ha quedado un agujero en el teléfono a través de donde se ve el otro lado, ¿y las baterías?

Seguimos desmontando, en total 29 tornillos más por el lado de la pantalla para retirar una placa metálica, que nos deja ver dos baterías separadas y colocadas en los laterales. Es una colocación bastante extraña para lo que estamos acostumbrados y que complica la sustitución de alguna de ellas. Si os estáis preguntando el por qué dos baterías, es para poder hacer funcionar su carga rápida de 65W, pues realmente carga dos celdas a 32,5W cada una, impidiendo un desgaste demasiado alto sin renunciar a tiempos de carga ni autonomía.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

03/04/2020 12:51