guiaselfieportada

Los selfies están de moda, nadie puede negarlo, pero quizás se nos está yendo de las manos esta tendencia. Un ejemplo de esta locura es que este año ya han muerto más personas por accidentes sacándose selfies que por ataques de tiburón.

Los fabricantes de smartphones no se han quedado de brazos cruzados frente a esta nueva moda, y están mejorando enormemente la calidad de las cámaras frontales de sus modelos. Si durante muchos años estas cámaras se mantenían siempre entre los uno y dos megapíxeles, ahora es difícil que algún smartphone de gama alta salga con una con una resolución inferior a los cinco o seis megapíxeles.

selfiepro

Esta tendencia no se queda solo en mejorar las cámaras de los terminales más populares, sino que ya existen muchos modelos especializados en sacar selfies, donde la cámara frontal cobra tanta o más importancia que la trasera. Modelos con 13 megapíxeles de cámara, como el Asus Zenfone Selfie, añaden doble flash LED tanto en la trasera como en la delantera. Es llamativo que en su diseño la cámara no esté camuflada discretamente en un lado de la parte frontal, sino que destaca en la parte superior central del smartphone.

Pero no solo Asus tiene un smartphone con una gran cámara para selfies, modelos como el HTC Desire Eye también participan en esta competición por las mejores “autofotos”. Uno de los primeros smartphones que innovaron para satisfacer la creciente adicción a las selfies fue el Oppo N1, con su impresionante cámara rotatoria. En este modelo ya no se conformaron con que la cámara frontal igualara a la trasera, sino que se giraba 180º para que no tuvieras que perder calidad.

n1pro

Probablemente esta moda continúe por un tiempo, y nunca viene mal que aspectos del hardware de nuestros smartphones mejores por tendencias como esta. Otro detalle que estaría bien conocer es el número de usuarios que toman como un factor decisivo de compra la calidad de la cámara delantera.

Fuente | PhoneArena