Así van a cambiar las actualizaciones en Android: 5 años para TODOS los smartphones

La Unión Europea acaba de presentar un borrador para aplicar una ley que cambiaría el panorama Android actual. Hace poco hablamos la precariedad de las actualizaciones y Android 12, algo que podría cambiar pronto gracias a esta ley. La EU quiere 5 años de actualizaciones y 3 años de actualizaciones del sistema para TODOS los smartphones que se vendan en el territorio. También exige que dichas actualizaciones lleguen, como muy tarde, 2 meses después del lanzamiento oficial.

Los amantes de Android pueden levantarse ahora mismo a aplaudir, pues esta supuesta ley podría acabar con la poca seriedad de las actualizaciones Android, los fabricantes y las versiones tan dispares. También acabaría con las clases, pues no habría diferenciación entre gama alta y gama baja.

Más vida para los teléfonos Android: 5 y 3 años de actualizaciones

Actualmente gran parte de los móviles Android actualizan el sistema operativo una o dos veces. Las actualizaciones del sistema suelen ser un poco más longevas, yendo desde los 2 a los 3 años.

Algunos fabricantes como Samsung o Google amplían estas cifras, pero solo en sus dispositivos más caros. El grosso de ventas, la gama media y baja, no disfruta de estas «actualizaciones ampliadas».

Ahora la UE pretende que TODOS los móviles Android cuenten con 5 años de actualizaciones generales y 3 años de actualizaciones del sistema. Las actualizaciones generales son aquellas que solucionan problemas o aplican parches de seguridad. Mientras que las actualizaciones de sistema operativo son las que aplican una nueva versión de Android.

Esto dejaría a todos los móviles en la misma posición frente a actualizaciones y alargaría la vida de muchos terminales. Un dispositivo lanzado en Android 14 debería actualizar hasta Android 17. Ahora, si cuesta menos de 500 euros, con suerte actualizaría a Android 15 unos 8 o 9 meses después del lanzamiento oficial.

Las actualizaciones serían mucho más rápidas

Uno de los puntos más importantes de la propuesta habla sobre la rapidez de dichas actualizaciones. La UE obligaría a implementar estas actualizaciones del sistema operativo con 2 meses de retraso como máximo.

Es decir, si Android 15 sale en septiembre, tu móvil, sea el que sea, debería actualizar antes de noviembre. En estos momentos, si cuesta 200-300 euros puede que con suerte, actualice un año después.

Esta es, sin duda, la clave de la propuesta, pues la fragmentación de las versiones llegaría a su fin con actualizaciones que llegan a su hora y que no se retrasan meses o nunca llegan. También daría libertad a los usuarios para comprar cualquier modelo o marca sin mirar cómo actualizan o se compartan a la hora de ofrecer soporte.

Lamentablemente, es una ley que se ha propuesto y no que se ha aprobado todavía, por lo que toca esperar. La UE se está convirtiendo en una gran aliada de los usuarios tecnológicos, pues está obligando a las compañías a realizar cambios positivos que de otra manera no se efectuarían. ¿Qué opinas?

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

05/09/2022 13:48