samsung galaxy s6 edge

Como ya sabréis, hemos estado probando el nuevo dispositivo estrella de la empresa coreana. El Samsung Galaxy S6 Edge, una nueva apuesta por el diseño que Samsung ha querido hacer junto con unos laterales redondeados que le vuelven a dar vida a la sensación de tener un terminal bonito y con un efecto impactante en la mano. Esto sin olvidar que también le acompaña otra versión que no incluye una pantalla curvada en los laterales, el Galaxy S6.

Es lo que ocurre cuando lo sacas de su empaquetado, te recorre un feeling, un poco controvertido al principio por el miedo a saber si esas curvas acabarán siendo más incomodas que cómodas, pero que acaba siendo lo segundo. Ayer ya os comentaba unas pequeñas sensaciones al abrir por primera vez el dispositivo y ponerlo en marcha.

Desde el primer Samsung Galaxy S hemos visto como la empresa trazaba un recorrido que acababa siendo, al final, un tanto tópico, siempre venía con el hardware cargado hasta los dientes pero no terminaba de enamorar, o una interfaz formada por TouchWiz muy pesada y cargada que interfería a veces en la experiencia de usuario.

En este nuevo dispositivo vemos como hay un punto de inflexión que hacía falta, aunque se deje atrás la resistencia al agua, que traía como novedad el Galaxy S5, o la exclusión de una ranura para tarjetas microSD, pero que por el contrario incluye nuevos materiales, un procesador de fabricación propia, un nuevo diseño unibody rompedor junto con una pantalla que causa un efecto infinito en los laterales y una fluidez en rendimiento bastante mejorada con TouchWiz y la rebaja de bloatware que incluye de fábrica.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla: 5.1 pulgadas en un panel Super AMOLED y una resolución QHD 1440 x 2560 píxeles dejando una densidad de 577 PPI.
  • Dimensiones y peso: 142.1 mm de alto, 70.1 mm de ancho 7 mm de grosor en un peso de 132 gr.
  • RAM: 3 GB LPDDR4
  • Almacenamiento: 32 GB, 64 GB, 128 GB.
  • Procesador: Exynos 7420 Octa-Core 64 bits y 14 nanómetros, 4 núcleos a 1.5 GHz Cortex-A53 y 4 núcleos a 2.1 GHz Cortex-A57
  • GPU: Mali-T760
  • Batería: Li-Ion 2600 mAh no extraíble, carga ultra rápida e inalámbrica.
  • Cámaras: principal de 16 megapíxeles con estabilizador óptico (OIS), flash LED y una apertura F1.9. La secundaria de 5 megapíxeles y apertura F1.9.
  • Conexiones y sensores: LTE Cat 6, microUSB 2.0, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac dual-band, infrarrojos, lector de huellas, giroscopio, acelerómetro, sensor de proximidad, GPS, GLONASS, Bluetooth 4.1, NFC
  • Versión Android de fábrica: Android 5.0.2 Lollipop más TouchWiz.

Hardware, eficiencia y potencia

Sí, Samsung ha dejado de lado a Qualcomm en este dispositivo para incluir un procesador fabricado por ellos mismos, el Exynos 7420. De esta forma evitaban el famoso problema de calentamiento que estaban teniendo con el procesador Snapdragon 810, y la verdad es que les ha salido bastante bien ya que en las pruebas de rendimiento que le hemos pasado despunta notablemente. Con este procesador no solo encontramos potencia, si no, también encontramos un consumo eficiente gracias a la llegada de los 14 nm.

Samsung Galayx S6 Edge trasera

Como decíamos al principio, Samsung siempre ha armado sus dispositivos de la gama Galaxy S hasta los dientes, y en este último tampoco deja de ser así. De memoria RAM incluye 3 GB LPDDR4 lo que ayuda en velocidad de escritura y lectura, y además es más eficiente energéticamente.

También podemos encontrar un puerto infrarrojo para utilizar dispositivos que tengan receptores de este tipo. Todos los sensores que puede llevar un dispositivos móvil hasta ahora. En esta ocasión han dejado la Radio FM atrás.

Pantalla, las curvas siempre fueron sexys

Una de las características más notables en el Samsung Galaxy S6 Edge, sin duda, es la nueva forma que ha tomado el panel delantero curvando los dos laterales y dejando una sensación de no tener marcos de pantalla que le gusta a cualquiera. Lo mires por donde lo mires esta nueva forma de pantalla te va a encantar.

Samsung Galaxy S6 frontal

Ya vimos un comienzo de esta idea con el Samsung Galaxy Note Edge, que solo tenía curvado el lateral derecho y era algo limitado para quien fuese zurdo. Pero en esta ocasión han optado por un diseño más simétrico y han incluido la curva en los dos laterales, que al fin y al cabo lo hace más cómodo y lógico a la hora de sujetarlo.

La resolución que forma la pantalla, de 5.1 pulgadas, es 2K QHD lo que en términos numéricos son 2560 x 1440 y que forma una densidad de 577 PPI. Quizás esta resolución tenga poco sentido para un móvil ya que puede ser un lastre en algunas ocasiones, como por ejemplo correr juegos que aún no tienen calidad 2K y que se tienen que reescalar en todo momento a 1080p. Pero es una tendencia a seguir y que al final será la base en cualquier dispositivo que se vaya presentando en el futuro. Por otro lado el sentido más lógico que tiene incluir esta resolución es para el uso de gafas de realidad virtual, ya que Samsung tiene preparado unas gafas preparadas para poder adaptar el Galaxy S6 y poder utilizarlas directamente con él.

La tecnología que utiliza el panel es la utilizada hasta ahora por Samsung, super AMOLED. Llevan un claro recorrido con estas pantallas y en esta ocasión han llegado a un nivel de perfección muy alto. Aunque sí que me he encontrado momentos en los que las texturas grises sobre fondos negros dejan una pequeña estela al hacer scroll, algo que parece normal ya que el fondo negro en las pantallas super AMOLED es sinónimo de tener los píxeles apagados. Por otro lado el brillo, a mi parecer, cumple en todos los ámbitos. Sí que es verdad que si queremos conseguir tener un brillo máximo para que se vea bien en exteriores y al sol, tendremos que ponerlo en automático y con la barra subida al máximo, con esto también se consigue un modo en el que la pantalla de alguna forma se “quema” y queda con más brillo cuando el sol incide directamente en el dispositivo llegando a los 600 nits.

Y la pregunta del millón sobre las curvas, ¿Son algo no más alejado de lo estético? O, ¿También añade funcionalidades que el Galaxy S6 plano no tiene?

Samsung Galayx S6 Edge -curva

No vamos a ver aplicaciones como las que vimos el Samsung Galaxy Note Edge, de momento. Pero sí que veremos cómo tendremos un acceso directo a usuarios que hayamos marcado como favoritos, también veremos como un borde se iluminara en forma de olas si tenemos el dispositivo con la pantalla apoyada hacia abajo. O incluso podremos frotar la curva para ver como se ilumina con la hora, el tiempo, notificaciones sin leer, o las tendencias en Twitter.

Así que el cometido principal de este diseño de pantalla es ser atractivo y darle un lado sexy al dispositivo que será el punto fijo de todas las miradas donde lo saquemos.

Batería, cárgalo sin cables

Llegamos al apartado que muchos tendréis ganas de saber, y es el de cómo se comporta el Samsung Galaxy S6 Edge en autonomía. Incluye una capacidad de batería de 2600 mAh no extraíble, dado que lleva una pantalla con alta resolución y unos componentes eficientes como el procesador, RAM, o la tecnología del panel, hay que decir que se comporta bien para un uso diario.

bateria

Lo máximo que le he podido sacar son 5 horas de pantalla con un patrón de uso bastante cargado  de alto rendimiento, he utilizado la cámara para fotos y vídeos en 4K, he visto vídeos en YouTube en calidad 2K, he tenido el brillo en automático cuando he salido a la calle y he utilizado las redes sociales y las apps de chat como hago habitualmente.
No le podemos pedir más, tiene un tamaño muy ajustado para todo lo que incluye y la duración de batería que nos ofrece es lo normal con un día de uso sin dejarlo respirar ni un momento.

Ahora bien, para suplir de alguna forma el ajustado tiempo que nos proporciona de uso, Samsung ha incluido un cargador con carga súper rápida, lo que ayuda claramente a cargar el dispositivo en un tiempo menor. La verdad que esto me ha sacado de algún apuro en el que me he visto que no tenía mucho tiempo para cargar el dispositivo. En poco más de 1 hora tendremos cargado el dispositivo del 0% al 100% o del 0% al 20% en unos 10 minutos, eso sí, siempre con el cargador de carga rápida que viene incluido junto con el dispositivo.

Además otra de las novedades que ha incluido Samsung en estos Galaxy S6 es la carga inalámbrica. Algo que vamos a ir viendo más a menudo en un futuro próximo. Los estándares que soporta son Qi y PMA que son los dos más importantes y extendidos del mercado. El ejemplo de este uso que iremos viendo es también gracias a empresas como Ikea que ha sacado una gama de muebles entre otros accesorios que incluyen este tipo de cargadores inalámbricos.

Cámara, un pequeño todo terreno

En este apartado, es cuando acabo rendido ante la calidad que trae la cámara del Galaxy S6 Edge, es perfecta.

Para empezar es rápida al abrirse, simplemente con una doble pulsación en el botón de inicio en cualquier estado del móvil, la cámara se abre y enfoca, esto tan solo en unas 0,7 milésimas de segundo. Esto también es gracias a que se mantiene en un segundo plano y está preparada para lanzarse en todo momento.

Samsung Galaxy S6 flor

Una vez haces la primera foto compruebas que el nivel de nitidez, unos colores que se corresponden con la realidad y una luz correcta, hacen que te des cuenta que estas ante la mejor cámara en un smartphone. Y es que no le falta de nada, 16 megapíxeles, una apertura máxima de F1.9, una óptica Sony – esta vez no han optado por una propia – junto con un procesado muy correcto, estabilización de imagen OIS – que ayuda en las situaciones de baja luminosidad – y una sencillez en la interfaz junto con la utilización de parámetros “pro” en algunas situaciones.

La verdad que no tengo nada malo que decir sobre la cámara, me encanta la fotografía – aunque no sea experto – y en estos días que he podido probar la del Galaxy S6 Edge me he olvidado de llevar la réflex en la mayoría de situaciones.

camara

Como decía incluye una interfaz ordenada, nada saturada y rápida. Incluye un modo pro donde podremos utilizar parámetros manuales y conseguir la imagen deseada que se diferencia, a veces, del modo automático. También incluye grabación hasta una resolución 4K, o 1080p a 60fps, cámara lenta, cámara rápida, etc.

Y no podemos olvidarnos de la cámara delantera, la protagonista para los selfies, 5 megapíxeles y una apertura F1.9 que también ayudara a capturar más campo de visión y no dejarte a nadie fuera de la foto.

Más abajo os dejo una completa galería de fotos y vídeos para que disfrutéis de los resultados.

Software y aplicaciones, el TouchWiz más ligero y renovado

Ya conocéis la famosa capa de personalización que Samsung lleva incluyendo en sus dispositivos desde el primer Galaxy S. TouchWiz siempre ha resultado ser algo pesada y tener poca concordancia en algunos aspectos de diseño, además incluida bastantes aplicaciones o funcionalidades preinstaladas que no se podía borrar y que sumaban peso al rendimiento general del dispositivo.

sistema

En esta ocasión Samsung ha dado un paso hacia delante, ha dejado una interfaz más limpia, con animaciones de la última versión de Android 5.0 Lollipop. Los ajustes, por ejemplo, están mejor ordenados por secciones y colores en una sola pantalla. Viene con muy pocas aplicaciones preinstaladas, en serio, poquísimas, y además se pueden desinstalar en cualquier momento. TouchWiz esta vez es ligera y aporta fluidez en la experiencia de usuario, que es lo que necesitaba.

Otros aspectos

Os acordaréis de que para desbloquear el Galaxy S5 y el Galaxy Note 4 con la huella dactilar había que arrastrar el dedo por la pantalla terminando por el botón, bien, pues Samsung ha cambiado y esto y con el nuevo sensor de huellas dactilares simplemente tendremos que posa el dedo encima del botón de inicio y “voila” desbloqueado. Ahora funciona muy bien, también tengo que decir que en alguna ocasión le ha costado reconocer mi dedo, pero nada importante. Esto es necesario tanto para la seguridad a la hora de que nos roben el móvil o se nos pierda, pero además para la plataforma Samsung Pay que Samgung tiene pensado sacar dentro de muy poco y en el que podremos hacer pagos con el dispositivo simplemente con la huella dactilar.

Otro de los sensores que destacan pero que ya conocemos es el de ritmo cardíaco. Es bastante preciso y junto con la aplicación S Healt podremos medir otros parámetros como el estrés o el nivel de oxígenos en sangre.

Y algo que pasa un poco desapercibido y que Samsung le podía haber sacado más partido es el ya casi olvidado S Voice. Sí, está ahí, pero sinceramente lo tiene muy crudo estando Google Voice.

En el tema de audio hemos encontrado un nivel bastante alto que se escucha bien pero sin llegar al nivel de los BoomSound del HTC M9.

Samsung Galayx S6 Edge abajo

Conclusiones

Nos encontramos ante una culminación de la gama Galaxy S, algo que Samsung lleva queriendo conseguir y que ha conseguido con el Galaxy S6 Edge. Un terminal compensado en todos los aspectos con un diseño rompedor y que causa un efecto que nos hace olvidar y mirar diferente a los demás dispositivos de hoy en día. Una cámara excelente con la que no te hará falta llevar una cámara aparte en la mayoría de situaciones. Quizás en batería sí que me gustaría pedirle algo más pero teniendo en cuenta el diseño y lo fino que es difícil seria, de todas formas cumple con un día y se suple de alguna forma con la carga rápida.

Además la fluidez y el aspecto que se ha conseguido con la última versión de Android y TouchWiz es lo que llevaba tiempo esperando.

En definitiva, si siempre te han gustado la gama Galaxy S, este te hará volver a sentir ese algo como si fuese algo nuevo. Por lo contrario, si no te ha habías decidido nunca por un Samsung de esta gama por temas de fluidez, la engorrosa capa de personalización TouchWiz o el diseño, este es el dispositivo que te hará olvidar de todas esas cosas negativas de los anteriores.

Y la nota que en ProAndroid pensamos que se merece, por todo el cambio positivo que trae consigo, es de 93 sobre 100.

Disponibilidad y Precios

Podéis encontrarlo ya en las tiendas, tanto libre como con operadoras, donde los precios varían según su capacidad. También podéis encontrarlo en diferentes colores como este negro azulado -cuando incide el sol sobre él -, blanco, dorado, y verde oscuro.

  • Galaxy S6 Edge 32 GB: 849 €.
  • Galaxy S6 Edge 64 GB: 949 €.
  • Galaxy S6 Edge 128 GB: 1049 €.

Galería de fotos:

Galería de vídeos: