3 cosas que no debes hacer con tu móvil este verano si quieres que siga funcionando

El verano es una de las épocas del año en la que más se cambia de móvil, y no por gusto, sino por necesidad. La temporada de verano es clave para la vida de nuestros smartphones, pues sufren bastante y están expuestos a más peligros. Hoy te contamos varias cosas que no deberías hacer con tu móvil en verano si quieres seguir utilizándolo. Son detalles que mucha gente pasa por alto y que pueden hacer que tu dispositivo no funcione nunca más.

El calor es el peor enemigo de tu smartphone

Ni el frio, ni la humedad… ¡el calor es el peor enemigo de tu móvil! La mayoría de dispositivos electrónicos con batería tienen unos rangos de temperatura que pueden soportar sin riesgo alguno. En el verano es sencillo estar a más de 40 grados en casi cualquier parte de España o América Central.

Estas altas temperaturas pueden hacer que tu dispositivo deje de funcionar, o mucho peor, que explote. Puede parecer algo inusual, pero la realidad es que una exposición continuada al sol o a altas temperaturas puede hacer que tu batería se hinche en poco tiempo y que tengas un susto.

Bajo ningún concepto debes dejar tu móvil dentro del coche, al sol o en lugares con mucho calor. Si lo dejas en una bolsa en medio de la playa el dispositivo podría alcanzar una temperatura de 50 o 60 grados, algo increíblemente malo para la batería y la mayoría de componentes.

Dejarlo dentro de tu coche durante varias horas es aún peor, pues si la batería se llega a hinchar por un estrés de temperatura tu vehículo podría salir ardiendo.

No lo mojes si no es estrictamente necesario

samsung galaxy s3 sumergido

Muchos de los smartphones actuales cuentan con certificaciones IP contra el agua y el polvo. Es normal ver usuarios que meten su dispositivo al mar o la piscina para hacer fotos o simplemente utilizarlo mientras se dan un baño. El móvil lo soporta, pero no es lo más recomendable.

Deberías hacer uso de la certificación IP solo en caso de emergencia y no por norma. Si tu móvil se da un golpe o está mucho tiempo bajo el sol la estanqueidad puede perderse y que al meterlo al agua esta se filtre al interior.

Y ya te adelantamos que, a pesar de ser resistente al agua, la mayoría de fabricantes no cubre daños por agua. No sería la primera vez que alguien moja el dispositivo a propósito (con certificación IP) y a los pocos minutos deja de funcionar pasa siempre.

En la playa haz castillos de arena, no te lleves el móvil

Llevarse el móvil a la playa es una de las causas más comunes de tener que comprar uno nuevo. El principal problema es el calor, pues si lo dejas al sol estás tentando a la suerte constantemente. El segundo problema son los robos. Acércate a una comisaría cercana a la playa y echa un vistazo a ver cuántas personas están denunciando un robo. Seguro que la mayoría.

Da igual lo cuidadoso que seas y lo bien que escondas el móvil cuando te bañas: si llevas el smartphone a la playa estás expuesto a un robo. Hace falta 10 segundos para acercarse a una toalla y coger una mochila, por lo que nosotros no llevaríamos algo que cuesta entre 200 y 1.000 euros/dólares.

Si este verano vas a llevar tu móvil contigo de vacaciones te recomendamos tratarlo bien, pues podría acabar dañado, incendiado o robado. Y ya te adelantamos que ninguna de estas cosas las cubre la garantía.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

23/07/2021 23:55