PortadaZTE

Los smartphones poco a poco se han ido convirtiendo en el dispositivo más usado en nuestro día a día, aunque los ordenadores siguen siendo la herramienta preferida para trabajar, y las tablets le han quitado el uso más orientado al ocio. Por este motivo, y especialmente diseñados para aquellos que no disponen de una tablet y no tienen reparos en usar las dos manos al manejar su terminal, existen los smartphones de 6 pulgadas. Estos smartphones gigantes, o “phablets”, han comenzado a formarse un hueco en nuestro mercado, ya que tienen un público muy específico pero exigente. El ZTE Axon Max es un nuevo integrante en esta categoría.

Una gran pantalla y un gran diseño

Hay tres factores que afectan a la hora de comprar un smartphone, el primero y más obvio son sus características (resolución, cámara, batería, procesador, etc.), el siguiente es el diseño, y el último el tamaño de pantalla. Con el nuevo ZTE Axon Max, la empresa china ha querido crear un smartphone que cumpliera las expectativas de los que buscan una gran pantalla, no solo por su tamaño, sino también por su diseño y potencia.

ZTELogo

El ZTE Axon Max tiene como material principal el aluminio, con un diseño fino y con marcos reducidos, donde destaca únicamente la cámara trasera que sobresale ligeramente y el sensor de huellas dactilares. El hardware que incorpora lo sitúa en la gama media-alta, con una pantalla 2’5D de 6 pulgadas Full HD AMOLED, 3 GB de memoria RAM, un procesador Qualcomm Snapdragon 617, 32 GB de memoria interna ampliables mediante microSD y una batería de 4140 mAh. Las cámaras son de 16 megapíxeles la trasera y 13 megapíxeles.

Otro detalle interesante tiene que ver con el software, el smartphone viene de serie con Android 5.1 Lollipop con su capa de personalización MiFavor y dispone de desbloqueo mediante voz. ZTE arriesga apostando por este reducido nicho del mercado con este modelo, ya que muy pocas multinacionales fabricantes de telefonía móvil tiene en el mercado este tipo de dispositivos.

Fuente | AndroidandMe