WhatsApp

Aquí estamos otra vez con WhatsApp, no hace nada más que estar en boca de todos por el lió que ha montado los doble check azules durante esta semana. Pero a lo mejor hay cosas que no sabemos de WhatsApp y que por ello las deberíamos tener en cuenta si queremos seguir usando la aplicación de mensajería.

Nosotros creemos que la aplicación, con más de 600 millones de usuarios, se hace la sueca (perdón por el gentilicio) y que no revisa de algún modo cada mensaje que escribimos. Pero a partir de ahora, tendremos que estar muy atentos a lo que compartimos o escribimos si no queremos ser “baneados” o expulsados de la casa.

Para que no os pase a vosotros, os voy a explicar qué es un “usuario molesto”, y para esto he tirado de fuentes y he conseguido una definición clara: “Persona que puede causar con su comportamiento un malestar en un grupo o comunidad”. Y como veo que os habéis enterado de mucho, ahora vamos aplicar esta definición en WhatsApp.

Hay tres formas para poder estar mas fuera que dentro:

La primera, es que si somos de aquellos que solo se dedican a enviar SPAM a sus  contactos como si fueramos “bots”, pues estamos en el punto de mira.

La segunda posibilidad puede suceder si enviamos millones de mensajes a personas que no tenemos mucha confianza y que por esto nos bloqueen. Con 20 personas que realicen esa acción estamos “out”.

Y la otra posibilidad es la que más motivo de expulsión tiene, y se trata de aquellas cuentas que solo se dediquen a mandar publicidad o promociones de sus productos.

WhatsApp

Y esto pasa por no leer las “Condiciones de Uso” de WhatsApp, sí, ese texto tan largo que evitamos todos y en el cual, aceptamos las normas de la aplicación por lo tanto debemos acarrear con la sanción que nos imponen si hacemos un mal uso de la app.

Y hay muchos casos de que varias cuentas de usuarios han sido bloqueadas, pero voy a citar uno que me ha parecido alucinante, y le ha pasado a una persona de que por enviar sus invitaciones de boda para ahorrarse algún “dinerillo”  ha sido desterrado y la única respuesta que ha obtenido ha sido un mensaje de expulsión que decía: “Su número de teléfono no está autorizado a usar nuestro servicio”. y de ahí a que ya no puedan hacer nada esas personas para revocar esa decisión que han tenido los directivos para echarnos. 

Pero no os asustéis ahora, a ver si vais a dejar de utilizarla, ya que los únicos casos que tengan motivo de expulsión son los citados anteriormente. Y por mayor seguridad podemos utilizar otras aplicaciones que realicen La misma funcionalidad ( Telegram, Line…) para chatear con nuestros amigos y familiares si las tienen instaladas.

Familia

¿Os ha sucedido a vosotros o conocéis a alguien que haya sufrido el baneo en WhatsApp?