Hoy Eduard nos habla de las supuestas aplicaciones milagrosas que, por arte de magia, consiguen aumentar la memoria RAM de nuestro dispositivo y que lejos de obtener el efecto deseado, lo que realmente conseguiremos será lo contrario.

¿Qué opináis de este tipo de aplicaciones? ¿Se convertirán en los nuevos task killers?