Samsung

Ya pasan cuatro años desde que Apple acusó a Samsung en forma de demanda por una violación de patente original. Y para los que no sepáis de qué iba la acusación, se trataba de que Samung infringía las patentes de características como tap-to-zoom y gestos multi-touch. Al menos los 2.5 mil millones de dólares que eran reclamados por parte de Apple han sido reducidos a 548 millones de dólares, por lo que el veredicto final es que Samsung ha sido condenada a pagar a Apple nada más y nada menos que estos 548 millones de dólares.

La lucha no termina, ¿podrá Samsung hacer frente correctamente a la sentencia?

Todos sabemos que Samsung y Apple son las dos grandes marcas enfrentadas constantemente, solo hace falta observar observar pequeños detalles que marcan grandes disputas.

Ahora la batalla continúa a pesar de haberse dictaminado la orden que perjudica a los coreanos, ya que la cuestión que Apple se plantea es si Samsung podrá o no reparar los daños causados. La firma ha dicho que pagará a Apple antes del 14 de diciembre si la factura llega antes de ese fin de semana claro.

Pero ahora el problema viene cuando la firma coreana afirma que tiene derecho a un reembolso por parte de Apple, cosa de la que no estamos seguros por qué motivo. Así que los de la manzana, algo desorientados, dicen que no tienen ningún derecho a reclamar esta supuesta devolución de dinero.

Aunque todo esto realmente hace suponer que ya es el fin de la disputa de la patente entre estos dos titanes comerciales. Así el hecho que tuvo lugar en el año 2011 y que parecía no acabar nunca, llega a su destino con este veredicto que deberá cumplir Samsung.

¿Cuál es vuestra opinión sobre el asunto?

Vía  |  Phonearena