galaxy-a3-2017

La semana pasada os trajimos las primeras impresiones del Samsung Galaxy A3 2017, la apuesta de la firma coreana de conquistar el mercado de la gama media, gracias a su diseño, construcción y detalles que incluye este terminal, meta, que tras probarlo, vemos muy posible. El Samsung Galaxy A3 2017 está destinado a aquellos que quieren un buen terminal, de un tamaño compacto  y sin gastar una fortuna.


Primeras impresiones Samsung Galaxy A3 2017


Antes de leer el análisis a fondo, os recomendamos que leáis las primeras impresiones, para que os hagáis una idea de las sensaciones que nos dio el Samsung Galaxy A3 2017 nada más sacarlo de la caja y ver como han ido evolucionando esas opiniones conforme pasábamos más tiempo con el terminal, que os adelantamos, nos ha gustado mucho.

Especificaciones completas

  • Pantalla de 4’7 pulgadas en resolución HD y panel SuperAMOLED, protegida por Corning Gorilla Glass 4.
  • Procesador Exynos 7870 Octa de ocho núcleos a 1.6 GHz.
  • GPU Mali-T830.
  • 2 GB de memoria RAM.
  • 16 GB de almacenamiento interno.
  • Cuerpo de cristal con lector de huellas dactilares en el botón home.
  • Cámara trasera de 13 megapíxeles con focal f/1.9 y flash LED.
  • Cámara frontal de 8 megapíxeles con focal f/1.9.
  • Batería de 2350 mAh.
  • Unas dimensiones de 135.4 x 66.2 x 7.9 milímetros.
  • Un peso de 138 gramos.
  • Android 6.0.1 Marshmallow.

Diseño y construcción del Samsung Galaxy A3 2017

galaxy-a3-2017-altavoz

El Samsung Galaxy A3 2017 es un terminal compacto, perfecto para aquellos que buscan un terminal de buena calidad pero sin tener que subir a tamaños de pantalla mucho mayores. El material de construcción principal de este terminal es el cristal, puesto que lo encontramos tanto en la parte frontal como en la trasera, dotándolo de un aspecto y de un tacto muy premium, aunque eso sí, resbaladizo. Dentro de lo que cabe, este último aspecto está bastante equilibrado con el tamaño del dispositivo, puesto que al ser tan compacto, es fácil sujetar el Samsung Galaxy A3 2017 sin riesgo a que se nos caiga.

Al igual que ya veíamos en el Samsung Galaxy A5 2017, el Samsung Galaxy A3 2017 cuenta con “cristal 3D” en la parte, como en el Samsung Galaxy S7. Este tipo de cristal, es ni más ni menos la curvatura que tiene cuando llega al borde del mismo, lo que le da una comodidad extra y un agarre más firme, además de ser más estilizado y elegante. A simple vista, podemos decir que el Samsung Galaxy A3 2017 parece un Samsung Galaxy S7 en miniatura, incluida la protección al agua y al polvo IP68.

En cuanto al marco del terminal, se nos plantea una duda, puesto que parece metálico, aunque el sonido que escuchamos al golpearlo con una moneda por ejemplo, es más digno del plástico, pero aún así da una sensación muy premium. Como pudisteis ver en las primeras impresiones, nuestra unidad es la de color negro y es que, todo el terminal, es negro, marcos incluidos, aspecto que vimos recientemente en una nueva versión del Samsung Galaxy S7, de nuevo, este detalle hace que el Samsung Galaxy A3 2017 se vea como un terminal muy elegante, además de que gusta a prácticamente todo el mundo que lo ve.

galaxy-a3-2017-cargador

Como crítica, al ser un terminal construido en cristal, será un imán de huellas, pero no es nada que no hayamos visto en otros teléfonos y es algo que siempre tendremos que asimilar cuando adquiramos un terminal construido en cristal, aunque repetimos que físicamente nos encanta, es muy robusto, elegante, compacto y premium, en fin, muy buen trabajo el que han realizado con este Samsung Galaxy A3 2017.

Pantalla, muy buena, pero un defecto clave

La pantalla del Samsung Galaxy A3 2017 como ya os hemos dicho, es de 4’7 pulgadas, con tecnología SuperAMOLED, protegida por Corning Gorilla Glass 4. En cuanto a la resolución de esta pantalla, se queda en HD, es decir, 1280 x 720 píxeles, resolución que si bien no está nada mal en una pantalla de este tamaño, sí que nos hubiera gustado ver algo superior, para conseguir una definición perfecta.

Pero quitando este detalle, que es más capricho que otra cosa, podemos decir que la pantalla del Samsung Galaxy A3 2017 es una muy buena pantalla. Cuenta con un nivel de brillo máximo más que suficiente para poder disfrutar de la misma bajo el brillo directo del sol. En cuanto al brillo mínimo, también es lo suficientemente bajo como para poder visualizar la pantalla en oscuridad total sin molestar a la vista, a lo cual si añadimos el filtro de luz azul que podemos activar desde la barra de notificaciones, estamos frente a una buena pantalla para visualizar antes de dormir, por ejemplo, sin quitarnos el sueño.

galaxy-a3-2017-pantalla

Una de las características que más nos ha gustado de la pantalla del Samsung Galaxy A3 2017 es algo que ya llevamos viendo en los terminales de la firma coreana desde la presentación del Samsun Galaxy S7. Esta función, es “Allways On Display”, la cual, mientras la pantalla está apagada, nos muestra diferentes informaciones, como puede ser la hora, un calendario, algún dibujo y las notificaciones. Si bien lo primero que podemos pensar es que esta función consumirá mucha batería al mantener la pantalla encendida, os aseguramos que la vida de la batería no se ve comprometida, gracias a la pantalla SuperAMOLED, puesto que cuando vemos la pantalla en negro, los píxeles están apagados, por lo que solo consumirán los píxeles que nos muestren la información.

Cámara, en la media de la gama media

13 son los megapíxeles de la cámara trasera del Samsung Galaxy A3 2017, con focal f/1.9, acompañada de un flash LED, que si bien no estamos frente a una cámara de gran nivel, si que cumple perfectamente lo esperado para un terminal de este rango de precios. La cámara del Samsung Galaxy A3 2017 podríamos decir que se encuentra en la media. Con está cámara podremos conseguir tomas muy buenas, sobretodo si las condiciones lumínicas son buenas, es decir, tomas realizadas a plena luz del día, con un buen rango dinámico e iluminación (en parte gracias a la focal f/1.9). Lo que nos ha llamado la atención es que el HDR de este terminal parece no funcionar correctamente, pues oscurece el cielo y le da un color que tiende al morado. De noche, como es normal, las fotografías bajan bastante de calidad, las tomas siguen saliendo bastante iluminadas, pero vemos como aparece bastante ruido en las tomas. Por desgracia, no contamos con OIS, por lo que tendremos que tener bastante pulso al realizar tomas nocturnas.

Respecto a la aplicación de cámara, si bien es muy intuitiva y sencilla, echamos de menos algunas funcionalidades extra. Por ejemplo, el modo Pro se limita a la modificación de la ISO, la exposición y el balance de blancos, por lo que nos hubiera gustado ver alguna función más. Por otro lado, Samsung ha puesto mucho énfasis en el apartado social de esta cámara y es que encontramos una gran cantidad de filtros, algunos de ellos importados de otras aplicaciones, como Camera360, que nos darán un plus de personalización en este apartado.

Samsung Galaxy A3 2017

En cuanto a la cámara frontal, obtendremos fotografías de buena calidad, incluso en condiciones de poca luz (teniendo en cuenta que es una cámara frontal), con la opción de Selfie Panorámico, que nos ha parecido especialmente interesante para tomas en las que queramos sacar a mucha gente en la imagen.

Rendimiento y experiencia de usuario

Sin duda el aspecto con el que más contentos hemos acabado con el Samsung Galaxy A3 2017, pues se ha comportado de manera muy buena en cualquiera de las tareas que le hemos exigido. En el uso diario, el Samsung Galaxy A3 2017 se ha movido de forma muy fluida, abriendo todas las aplicaciones de manera rápida y manteniéndolas abiertas en la multitarea sin ralentizar el sistema. Nos alegra ver como TouchWiz ha avanzado lo suficiente para abandonar esos tirones de lag que veíamos en versiones anteriores. Como defecto en este apartado, nos hubiera gustado ver como el Samsung Galaxy A3 2017 contaba con Android 7.0 Nougat en su interior, aunque sin duda, tardará poco en actualizarse a esta versión.

galaxy-a3-2017-detalle-logo

En cuanto a la potencia bruta, la verdad es que no esperábamos tanto del Samsung Galaxy A3 2017 y es que su procesador aún no lo habíamos visto en ningún otro terminal, pero la realidad es que ha movido cualquiera de las aplicaciones y juegos con soltura, por pesados que fueran. Por ejemplo, hemos jugado desde los clásicos casuales como Monument Valley, hasta juegos más potentes como Asphalt Extreme o Modern Combat 5, pudiendo mover ambos juegos perfectamente y sin sentirse lento, por lo que nos ha sorprendido mucho en este aspecto.

Durante estos días, hemos disfrutado mucho utilizando el Samsung Galaxy A3 2017, puesto que se agradece poder contar con un terminal compacto que se hace muy cómodo en la mano, sin la necesidad de renunciar a un buen rendimiento y es que el sistema se mueve realmente bien, superior a nuestras expectativas en este aspecto sin duda.

Batería, muchas horas para tan pocos mAh

Cuando vimos que la batería del Samsung Galaxy A3 2017 era de apenas 2350 mAh, pensamos que se nos haría bastante justa y que sería difícil llegar al final del día sin haber tenido que pasar por el cargador. La realidad no podía ser más diferente y es que con el Samsung Galaxy A3 2017 hemos conseguido llegar fácilmente a las 6 horas de pantalla activa, a lo largo de 2 días de uso, por lo que una persona que no sea tan exigente, es probable que llegue incluso a 3 días de uso del terminal sin necesidad de realizarle ninguna carga. Esto se debe, principalmente, a la inclusión de una pantalla SuperAMOLED, que como os hemos comentado antes, los píxeles negros, realmente están apagados, por lo que no consume.

Con estos resultados, podéis ver como el “Allways On Display” no consume tanta batería como parece que vaya a consumir originalmente. Así que otro punto positivo para el Samsung Galaxy A3 2017, que nos ha sorprendido mucho al ver la cantidad de horas de uso que podremos exprimirle con tan pocos miliamperios hora (mAh).

Conclusiones Samsung Galaxy A3 2017

galaxy-a3-2017-trasera

Por si no ha quedado suficientemente claro, el Samsung Galaxy A3 2017 es un terminal que nos ha gustado mucho y por diversos motivos. En estos días que corren, es difícil ver como un terminal compacto, por debajo de las 5 pulgadas, nos ofrece tanto sin necesidad de subirnos casi a los mil euros. En segundo lugar, nos ha encantado su diseño, un cuerpo elegante, con materiales premium y que se adapta muy bien a la mano. En tercer lugar, la batería y la experiencia de uso, dos apartados que han estado por encima de nuestras expectativas y que nos han gustado mucho.

Si tuviéramos que buscar algún aspecto negativo, sería principalmente a causa de su construcción y es que se hace muy resbaladizo, si bien no tanto a la mano porque podremos sujetarlo perfectamente al ser tan compacto, si que resbalará cuando lo situemos en una superficie mínimamente inclinada, aunque todo es cuestión de acostumbrarse.


Samsung Galaxy A5 2017: análisis y experiencia de uso