samsung-acabará-con-los-galaxy-note-7-

Hace meses que el Samsung Galaxy Note 7 se presentó. Si todo hubiera salido bien, ahora mismo contaríamos con uno de los mejores dispositivos en el mercado, que tendría una pantalla curva, y un S-Pen. Como bien debes saber, esto no ha sido posible gracias a los fallos del dispositivo. Es complicado que no sepas la historia, ya que ha dado la vuelta al mundo varias veces. Los Galaxy Note 7 contaban con un fallo en la batería, que hacía que los dispositivos se incendiasen cuando estaban cargando. Esto fue a más, y después de un tiempo, los terminales acababan incendiados incluso sin estar conectados. Samsung acabará con los Galaxy Note 7 para poder centrarse en el Galaxy S8. 


Black Blue, un juego raro que nunca entenderás


Todos aquellos que compraron un Galaxy Note 7, tenían la oportunidad de devolverlo. Samsung en un principio, presionó a estos usuarios, con notificaciones, avisos y demás. Una gran parte de la población hizo caso, devolviendo el terminal, o cambiándolo por otro de la compañía. Algunos usuarios se han negado durante meses a devolver el dispositivo, llegado al punto en el que Samsung lanzó actualizaciones para limitar el uso de los datos o la carga de a batería en algunos mercados. Esto tuvo su éxito, aunque sigue habiendo miles de dispositivos por todo el mundo.

Samsung acabará con los Galaxy Note 7 este mes

Parece que las diferentes actualizaciones del dispositivo para limitar la carga, no han servido en algunos mercados. Samsung quiere zanjar este tema de una vez por todas, pero no puede hacerlo habiendo dispositivos peligrosos en la calle. Para poder acabar de una vez por todas con el problema, lanzará una actualización muy severa contra todos los mercados.

DSC_0243

Antes de que llegue abril, los Galaxy Note 7 que queden por el mundo verán una actualización. Esta no les dejará con Android 7.0 Nougat, sino que eliminará la posibilidad de que los dispositivos carguen. Esto dejará a todos los usuarios sin la posibilidad de cargar el dispositivo, por lo que se verán forzados a entregarlo en una tienda y recoger el dinero.

Puede que sea una medida dura, pero Samsung acabará con los Galaxy Note 7 para poder seguir con otros proyectos sin mala imagen. Mantener los dispositivos apagados, sin posibilidad de cargar, es una buena medida, ya que limita la capacidad de uso. Veremos si con esta medida, Samsung consigue acabar con el tema del Galaxy Note 7, un dispositivo que desearían no haber lanzado nunca. 


Este es el nuevo historial interactivo de Google que nos muestra las últimas búsquedas