Reparar el Samsung Galaxy S8

Llevamos hablando del Samsung Galaxy S8 durante semanas. El dispositivo más importante del año ya ha sido presentado, aunque todavía no se puede comprar oficialmente. En España, tendremos que esperar hasta el 20 de abril si lo hemos reservado, o hasta el 28 de abril si lo queremos comprar sin reservarlo. Para el que no haya estado atento, el precio del Galaxy S8, es de 809 euros, y la versión más grande, tiene un precio de 909 euros. Hoy, venimos con contenido sobre este dispositivo, donde podrás ver que reparar el Samsung Galaxy S8 no es tan complicado como te podías haber pensado. 


¿Quieres el doble de XP en Pokémon Go? Juega ya su nuevo evento


Cuando nos compramos un móvil, muy pocas veces pensamos en el grado de reparabilidad que tiene. Como es normal, nunca piensas en tener que abrir tu móvil y repararlo. Esto puede ser una tarea muy tediosa, sobre todo, cuando no hay conocimientos previos sobre el tema. Hoy, gracias a un vídeo, podemos ver como reparar el Samsung Galaxy S8.

Reparar el Samsung Galaxy S8 no es una locura

Desde que Samsung empezó a comercializar dispositivos sin tapa trasera, reparar estos terminales ha sido algo más complicado de lo normal. Ahora, todos los gama alta de Samsung están sellados, y empezar a ‘meterles mano’ puede ser realmente complicado. Además, el nuevo Galaxy S8 es resistente al agua, algo que complica el trabajo. En el vídeo que vas a ver a continuación, verás como reparar el Samsung Galaxy S8 no es tan complicado, aunque debes tener conocimientos sobre el tema.

Con aplicar algo de calor a la parte trasera, e incidir con una herramienta adecuada, la parte del cristal es fácilmente desmontable. Debemos ir con cuidado, para que esta no se parta o raje, aunque gracias al vídeo, hacerlo será mucho más sencillo. 

Acto seguido, vemos como el individuo va quitando componentes del dispositivo, en orden, y con cuidado. Esto no es mucho más complicado que en otros terminales de gama alta o gama baja, ya que es quitar conectores y dejar a un lado el componente. De esta manera, podemos ir quitando diferentes partes del interior, hasta llegar a la pantalla, uno de los motivos por el cual reparar el Samsung Galaxy S8.

Aunque reparar el Samsung Galaxy S8 no es la cosa más sencilla del mundo, tampoco podemos decir que sea extremadamente complicado. La parte más tediosa, es sacar la parte trasera, para lo que debemos estar el tiempo que haga falta. 


3 aplicaciones para llamar gratis en tu móvil Android