Quick Charge de Qualcomm reduce hasta en un 75% el tiempo de carga

Los nuevos smartphones de gama alta suponen toda una revolución en el mundo de la tecnología. Las prestaciones de estos smartphones son similares a las de algunos ordenadores, pero todavía hay una cosa que permanece prácticamente sin desarrollo en los últimos años, la batería. Aunque es verdad que se ha aumentado la capacidad de esta, el consumo que necesita el hardware también aumenta, por lo que las horas de duración de batería no aumenta.

Los fabricantes saben esto e intentan incorporar a sus dispositivos tecnologías con las que mejorar la autonomía, aunque hoy no os traemos eso. Los principales fabricantes están incorporando Quick Charge de Qualcomm que no mejora la autonomía sino que reduce el tiempo de carga, es decir, con esta tecnología la batería no durará más sino que tardará menos en cargar.

Quick Charge de Qualcomm reduce hasta en un 75% el tiempo de carga

Hay dos versiones de esta tecnología de Qualcomm, la versión 2.0, que se ha lanzado recientemente, ofrece un nivel del 60% de carga en 30 minutos. Con la versión 1.0 conseguimos un nivel del 30% con 30 minutos de carga, mientras que con la carga convencional, sin ninguna de estas tecnologías, se consigue tan solo un 12% de carga en 30 minutos.

Funcionamiento de Quick Charge

El funcionamiento de esta tecnología es muy sencillo, aunque supone un aumento en los costes de producción. Nuestro cargador convencional transforma la corriente alterna de 120 o 240 voltios en una corriente estable de 5 voltios, que es la que recibe la batería. Si aumentamos el amperaje se consigue una carga más rápida, pero para ello es necesario modificar la construcción de la batería y los circuitos del dispositivo.

Mientras que con Quick Charge 1.0 se consiguen hasta 10W de potencia, con Quick Charge 2.0 podemos obtener hasta 36W, lo que se traduce en una carga de la batería mucho más rapida. Con esto podemos conseguir una corriente de 3 amperios. Esta tecnología solo es soportada por dispositivos con chips Snapdragon de la serie 800, y además deberemos comprar un cargador especial. En el mercado podemos encontrar el “Turbo Charger” de Motorola, y el “Rapid Charge” de HTC.

Quick Charge de Qualcomm reduce hasta en un 75% el tiempo de carga