samsung galaxy xcover 3 trasera

Ahora mismo estamos en una época en la que los smartphones cada vez con más resistentes y intentan mejorar los apartados de protección contra el agua, caídas y demás aspectos que preocupan bastante cuando te compras un teléfono de 700 euros.

Algunos fabricantes optan por incluir estos sistemas de protección, como hace Sony, o como hizo Samsung con su Galaxy S5, el cual era resistente a salpicaduras. Ahora, con el nuevo buque insignia de Samsung ha desaparecido tal protección, y lo cierto es que el Galaxy S6 no es resistente a ningún tipo de salpicadura. O por lo menos, no tiene esa certificación que lo avale.

Aun así, Samsung no quiere dejar a los usuarios que reclaman un plus de resistencia sin un smartphone. Por este motivo ha lanzado una nueva versión de su Gama Xcover, la cual ya va por el tercer terminal.

Samsung Galaxy Xcover 3

Lo nuevo de la gama Xcover nos deja un mejor sabor de boca, pero no llega a ser un terminal de gama alta y resistente a la vez. Tenemos una pantalla de 4,5 pulgadas y una resolución de 800×480 píxeles, la cual se me antoja escasa. Para mover dicha pantalla contará con un procesador – al parecer Exynos – de cuatro núcleos, con una velocidad de reloj de 1.2 Ghz. Al cual acompañarán 1.5 GB de memoria RAM. 

Un almacenamiento de 8 GB y las cámaras de 8 y 5 megapíxeles nos dejan ver, junto con el procesador, que no se trata de un terminal que vaya a destacar por su rendimiento, y más aun si consideramos que tendrá que correr Touchwiz como capa de personalización. Pero lo que si es seguro es que tenemos un terminal con certificaciones a prueba de casi todo.

 

Para empezar, tendremos una certificación IP67, la cual nos dejará a salvo de salpicaduras y podremos sumergir el terminal a una profundidad de 1 metro durante 30 minutos. Esta es la misma protección que vemos en los terminales de Sony, los cuales también son sumergibles.

samsung galaxy xcover 3 barro

También contamos con una certificación a caídas y polvo, la cual es llamada MIL-STD 810G. Esta misma certificación nos asegura que nuestro terminal no sufrirá daños con caídas de hasta 1.2 metros. Puede no parecer mucho, pero es la altura desde la que suelen caerse prácticamente todos los terminales cuando sufren daños.

El terminal viene con Android 4.4.4 Kit Kat, pero aseguran que veremos como actualiza a 5.0 Lollipop. Además de tener conectividad 4G LTE, cuenta con una batería de 2.200 mAh, algo que no me parece nada coherente. Ya, que si lanzan un terminal para “aventureros” y que además tiene un grosor de casi 10 mm, podrían ponerle una batería de 3.000 o 3.500 mAh para que durase cerca de los dos días. Son cosas que están más que a la altura de Samsung, pero que al parecer no quiere implementar.

Por todo esto, las ventas de este terminal no creo que sean de lo más llamativas, ya que además tenemos en contra un factor más, el precio, el cual no será para nada reducido.

¿Qué te parece este terminal? ¿Ves futuro a esta gama?