Motorola Moto G 2015 primeras impresiones

Estamos a principios del mes de agosto y algunos de los terminales más esperados del verano ya han sido presentados como son el OnePlus 2 o el Motorola Moto G 2015. En Pro Android tenemos la suerte de poder contar con una unidad de este último, la 3ª edición del Motorola Moto G un terminal destinado al mercado de la gama media-baja.

Motorola Moto G 2015, ¿que hay de nuevo?

Hagamos un rápido repaso a las especificaciones más importantes de este terminal: en su interior encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 410 quadcore de 64 bits, acompañado de 1 GB de memoria RAM y alimentado por una batería de 2470 mAh. La pantalla se mantiene en las 5 pulgadas en resolución HD, al igual que en su antecesor. Este hardware no es nada nuevo y hay una gran cantidad de terminales que usan la misma configuración, pero, ¿cómo funciona realmente?

Sobre el Motorola Moto G 2015 hay que decir que la fluidez sigue siendo un punto muy clave, utiliza un software muy limpio y muy bien optimizado y todo parece funcionar a las mil maravillas. Este dispositivo es lo suficientemente potente como para poder mover juegos de gran calidad gráfica, como el Asphalt 8, con bastante soltura, aunque sin los gráficos en su nivel más alto. Esta gran experiencia de usuario la mejora una cámara de 13 megapíxeles con sensor Sony IMX214 acompañado con un flash dual de doble tonalidad, un sensor utilizado en gran cantidad de terminales y que hace fotografías con una calidad bastante buena, aunque en el análisis completo hablaremos más de este punto. Otro punto muy positivo es la inclusión de la conectividad 4G-LTE, al parecer Motorola ha decidido no crear una versión a propósito con esta conectividad.

Motorola Moto G 2015 primeras impresiones

Pero no todo lo que os comento en estas primeras impresiones es bueno, el Motorola Moto G 2015 es un teléfono que se ha quedado un poco estancado en la fama de sus predecesores, utilizando un hardware prácticamente calcado a sus versiones anteriores mostrando muy poca evolución. Otro punto negativo es la ausencia de un LED de notificaciones, presente en sus predecesores y en las gamas más bajas como el Motorola Moto E 2015. El doble toque en pantalla para despertar el teléfono también se echa de menos en el Motorola Moto G 2015 una característica que no es necesaria pero si que es muy cómoda y que Motorola ha decidido no incluir.

Tras estos dos días de uso poco más se puede hablar de un terminal, mas que decir que estéis atentos a Pro Android ya que en poco tiempo podréis leer el completo análisis a fondo de este novísimo terminal. ¿Os gusta el Motorola Moto G 2015? ¿Os gustaría que probáramos algo en concreto?