f1 2

Estos días he estado probando el nuevo Meizu M5 y hoy te traigo la review a fondo. Meizu, de la mano del M8, colocaron su primera piedra en el mundo de los smartphones en 2007. Cuatro años más tarde llegó el Meizu M9 de 3.5 pulgadas, su primer dispositivo con Android, y al año siguiente nació el Meizu MX, el primer dispositivo de la marca que aparecería con su propia capa de personalización: Flyme OS.

Centrándonos en los tiempos más actuales, pudimos ver la presentación del Meizu M3s hace menos de un año, 5 pulgadas con un diseño simple pero profesional y Flyme OS en su versión 5.1. Ya en octubre, salió a la luz el Meizu M5, dispositivo que hemos podido disfrutar en primera persona durante toda una semana, que hemos intentado exprimir al máximo y que nos ha dejado muy buenas impresiones sin lugar a dudas. Aquí os dejamos nuestras sensaciones con el Meizu M5.

Un diseño sencillo, profesional y cómodo a partes iguales

Cierto es que innovación en el diseño respecto al Meizu M3s más bien poca pero, ¿para qué cambiar lo que funciona perfectamente? El diseño de este Meizu M5 se caracteriza por su sencillez pero a la vez profesionalidad. Un diseño elegante que combina a la perfección la comodidad que se siente al sujetarlo, con una primera impresión más que notable a simple vista. Para contar con una pantalla de 5.2 pulgadas, no destaca por ser compacto, pero sí es verdad que tampoco se hace demasiado grande. Se mantiene dentro de unos márgenes que hacen que, sin destacar, para nada deje una mala impresión.

Meizu M5

El dispositivo está construido bajo un cuerpo de policarbonato que podréis encontrar en varios colores. Nosotros en particular disfrutamos de su versión negra, tonalidad que le sienta a las mil maravillas y que destacan su punto más fuerte en cuanto a diseño se refiere: sensación de profesionalidad. Aunque también, quizás, su mayor defecto: las huellas, pues no las rehuye en exceso. Con unos marcos tanto en su parte inferior como superior algo más grandes de lo que, a priori, parecen necesarios; pero dejando este pequeño detalle, que apenas se aprecia, las sensaciones son muy positivas.

Este Meizu M5 cuenta con un único botón situado debajo de la pantalla en el centro que hará las veces de home, atrás y menú. Cámara delantera en la parte superior centrada, y trasera en una situación similar, aunque algo más abajo. En el borde inferior encontraremos tanto el jack 3.5, como el puerto usb tipo-c y el altavoz. Altavoz que, sí que nos ha dejado algo fríos, el sonido no es nada del otro mundo.

Meizu M5

Experiencia de uso solvente en este Meizu M5

Durante nuestra semana con el Meizu M5, la marca nos facilitó su versión menos potente con 2 GB de memoria RAM (más adelante comentaremos más en detalle), pero aun así, no hemos sido capaces de encontrarle algún pero en concreto, y es que el rendimiento bajo las prestaciones que podréis leer ahora mismo, ha sido notable.

Integra un procesador MediaTek MT6750 de ocho núcleos a 1.5 GHz acompañado de una Mali-7860, y se puede disfrutar en dos versiones, una de 2 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento interno, y otra de 3 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno. Como hemos comentado antes, nosotros hemos tenido en nuestras manos la versión de 2 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento interno, pero a pesar de ello, la experiencia no nos ha dejado con necesidad de más. Solvente en el día a día, se defiende en la multitarea y nos deja una sensación de fluidez buena. En este apartado cabe destacar la experiencia de uso de la huella dactilar. El sensor se encuentra situado en el único botón y responde realmente, eso sí, antes hay que haberlo pulsado. Pero lo dicho, una vez hecho, la respuesta es muy rápida y eficiente, y es que durante toda la semana no nos ha dado ninguna clase de problema de reconocimiento. Punto a tener muy en cuenta sin duda alguna.

Siempre que se habla de Meizu y, sobre todo, de su experiencia de uso, hay que mencionar Flyme OS. El sistema operativo propio de la marca llega junto a este Meizu M5 en su versión 5.2.10. Flyme OS es, sin duda, una de las capas de personalización más peculiares del mercado, eso sí, aunque al comienzo se hace algo complicado, una vez acostumbrado acaba sentándole muy bien al propio terminal. Lo primero que hay que mencionar es que viene sin los servicios de Google, servicios que ellos mismos explican como instalar de una manera muy sencilla y rápida, así que por eso no hay que preocuparse.

f3 2

Destaca también la ausencia de un menú, y es que todas las aplicaciones las tendremos disponibles en los distintos escritorios. Todo esto, y aquí viene uno de los grandes puntos fuertes del terminal, se gestiona gracias a un gestor de temas que nos permitirá instalar y probar decenas de temas de forma totalmente gratuita. De todos los colores, diseños más o menos minimalistas o incluso con apariencias cercanas a otras capas o sistemas. Un sinfín de posibilidades que hacen que nuestro dispositivo no tenga porque caer en la monotonía. Y para mover todo esto, cuenta con una batería de 3070 mAh, más que suficientes para llegar al final de día sin apuros, al menos en la versión probada aquí en ProAndroid.com.

Una pantalla a la altura

Como hemos comentado antes, el Meizu M5 cuenta con una pantalla de 5.2 pulgadas IPS. Con una resolución de 720 x 1280 píxeles (densidad de 232 píxeles por pulgada) mantiene la media del dispositivo, y aunque no destaque, sí que cumple con su cometido. La resolución HD nos ha permitido disfrutar de contenido de gran calidad, debido en gran parte a la naturalidad de los colores, algo bastante conocido en las pantallas IPS.

f2 2

Eso sí, también encontramos algún aspecto mejorable en la pantalla del dispositivo. Para ser más exactos, recalcamos dos aspectos negativos ligados al mismo punto: el contraste del brillo, y el brillo de la propia pantalla. Ha habido varios momentos a lo largo de estos días donde el reflejo de la pantalla no ha sido todo lo bueno que se podía esperar, y eso viene muy ligado con la necesidad de, quizás, algo más de potencia en el brillo del propio dispositivo. Aunque sí es verdad que esto segundo es, a rasgos muy sesgados, algo que apenas pasa apercibido.

La cámara, su punto débil

Vamos con la cámara, el apartado donde he notado que cojea. Hablamos de una cámara trasera de 13 megapíxeles con apertura f/2.2. Y aunque el mal tiempo en Madrid no haya ayudado para nada en este aspecto, no hay duda que se trata de una cámara muy básica. Imágenes normales, con una calidad muy normal para lo que podemos encontrar en otros modelos en el mercado. Aunque como bien hemos mencionado, para un dispositivo de esta gama, tampoco se le pueden exigir unas prestaciones de un gama alta.

f4 2

En condiciones de poca luminosidad o de fuertes contrastes en la zona encuadrada, la cámara da un resultado bastante mejorable. Os dejamos unos ejemplos de lo que consigue lograr la cámara de este Meizu M5:

Galería de fotos hechas con el Meizu M5 (hacer click para ver)

Meizu M5

Conclusiones

El precio del Meizu M5 es de 169€, un precio muy razonable. Sin duda alguna, dadas sus características y, sobre todo, su precio, ha cumplido con creces con nuestras expectativas. Es verdad que tiene sus puntos fuertes y débiles, como todos los móviles, pero para el uso diario y cotidiano se ha defendido a las mil maravillas. Su diseño elegante, la autonomía y el gusanillo de Flyme OS hacen de él una opción realmente tentadora.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Manuel Gómez

Redactor en ProAndroid.com | Estudiante de Ingeniería Informática y apasionado del mundo Android. Puedes leerme en Twitter: @Manu95G

15/02/2017 19:27