portadadistribuciones

Con tanto revuelo por el CES en Las Vegas hay noticias que quedan más en segundo plano, pero que no acaban de perder su importancia. Una de ellas es el dato que Google publica mensualmente sobre la distribución de las versiones de Android a nivel global. Los datos de esta gráfica nos permiten hacernos una idea de como los fabricantes se preocupan por tener en el mercado dispositivos con las últimas versiones o de actualizar los ya existentes, y normalmente las conclusiones no suelen ser del todo positivas.

Lollipop gana terreno rápidamente

Si tenemos en cuenta que la mayoría de los smartphones que se venden actualmente aún tienen preinstalado Lollipop, y que muchos de ellos probablemente nunca lleguen a actualizarse, podemos entender el motivo por el cual Marshmallow tiene una cuota del mercado mínima. Esta misma razón se puede aplicar para explicar porqué existen aún un pequeño porcentaje de usuarios con versiones muy antiguas del sistema operativo, ya que no todo el mundo cambia de smartphone cada año y tampoco suele preocuparse por tener la última versión.

graficados22222

Observando la gráfica, destaca que aún KitKat tiene el mayor porcentaje del mercado, con un 36’1%, mientras que Lollipop se queda con un 33’3% entre las versiones 5 y 5.1, las diferentes versiones de Jelly Bean quedan repartiendose el otro tercio del pastel con un 24’7%. Poco más de un 5% juntan las tres versiones restantes del sistema operativo, con Ice Cream Sandwich, Gingerbread y Froyo.

Por desgracia la mayoría de los fabricantes no se preocupan lo suficiente en actualizar sus dispositivos, y cada vez más usuarios tienen en cuenta este aspecto a la hora de elegir marca y modelo, especialmente en las gamas media y baja que suelen ser las que más se dejan de lado.

Fuente | Android Developers