htc-u-ultra-destacada-700x500

Hace unos días, os contamos que HTC tenía pensado lanzar una sorpresa mundialmente. Nadie sabía lo que era, ni siquiera se había filtrado nada especial. Cuando una compañía habla de sorpresas, nos esperamos algo de lo que no conocíamos ni una filtración. Pues bien, HTC lo ha vuelto hacer. Se ha vuelto a poner en evidencia con sus presentaciones y anuncios. 


Cublast, un juego de plataformas bonito y diferente


Lo que todos pensábamos que podía ser un nuevo smartphone, unas nuevas gafas de realidad virtual, o algo parecido, se ha quedado en la fecha de lanzamiento de un producto que ya todos conocíamos. Seguro que conoces el HTC U Ultra, que es el último dispositivo de la compañía, y su buque insignia actual. Pues bien, la nueva sorpresa que estaba preparada para hoy 20 de marzo, es una versión con pantalla de zafiro que llevamos meses conociendo. 

Una pantalla de zafiro y 128 GB de almacenamiento

No hay novedad alguna hoy 20 de marzo. HTC reveló todo esto en enero, cuando en el CES de Las Vegas presentó los nuevos HTC U. Allí, nos dijo que tenía pensado lanzar una versión del HTC U Ultra con una pantalla de zafiro muy resistente. Hoy, ha llegado ese día. No hay un nuevo color, ni nada por el estilo. Lo único que cambia en el nuevo smartphone, es la pantalla de zafiro y el almacenamiento interno, que crece hasta los 128 GB.

DSCN6867

Llevamos mucho tiempo pidiendo este tipo de protección en los smartphones, y aunque sabemos que tarde o temprano, acabará llegando, la cosa va lenta, ya que se trata de un proceso caro y complicado de aplicar a las pantallas móviles. Puede que la nueva pantalla del HTC U Ultra, sea la más resistente del mercado, aunque también es una de las más caras. El nuevo terminal tiene un precio al cambio de unos 900 euros, lo que nos deja con un terminal muy caro que no llega a estar en las mismas condiciones que el actual LG G6 o Huawei P10.

Posiblemente esta nueva versión no salga de Taiwán, aunque todo está por ver. No sabemos muy bien en qué piensa HTC, aunque no deja de hacer cosas extrañas y de jugar con un dinero que pierde todos los días.


Comprar un terminal resistente al agua, reacondicionado, no es la mejor opción