Sistem1

Energy Sistem ha sido una marca española que hemos podido ver cómo ha ido creciendo poco a poco. Antes, su objetivo estaba marcado por fabricar productos destinados para la multimedia, como MP3s, altavoces o cascos, pero ha sabido muy bien adaptarse al mercado. Este año, pudimos ver como en el MWC de Barcelona, Energy Sistem presentaban el Energy Phone Pro 4G Pearl & Navy. Estos móviles nos provocaron una sensación de calidad en cuanto al diseño y a los materiales utilizados, con unos precios que hacían que se convirtiesen en una alternativa real en la gama media.

En la presentación del mes pasado de Energy Sistem, la compañía española hacía hincapié en que sus terminales estaban destinados a un público en concreto, a un público que quería un dispositivo de gama media que le sirviese para sus tareas del día a día. No necesitaba tener ni la mejor pantalla, ni la mejor cámara ni el mejor procesador. Está destinado a un público que simplemente quiere cubrir todas sus necesidades.

Es por ello que ha salido el Energy Phone Max 2+ al mercado, un móvil que si miramos las especificaciones, se podría resumir con la palabra equilibro. Si a esto le sumamos su buen diseño, que ya le dimos un repaso en las primeras impresiones, y su gran pantalla, podemos estar delante de una opción muy recomendable en la gama media. Así que, empezamos ya con el análisis.

Un diseño que se resume en comodidad

Sistem6

Estamos viendo como últimamente, muchos fabricantes deciden invertir en el diseño de sus terminales de gama media, incorporando materiales como el metal o el aluminio para que estéticamente mejore el terminal. Energy Sistem ha decidido apostar por un diseño mucho más equilibrado, optando por un plástico de color azul oscuro en la parte trasera que simula un tacto quizás un poco rugoso y unos marcos grises que se asemejan al metal.

En la parte frontal tenemos una pantalla de 5,5 pulgadas, un aspecto que hace que este Phone Max 2+ se convierta en casi un phablet. Aquí llegamos al punto más fuerte de su diseño, lo ligero que es. Estamos ante un terminal de 15,08 cm de alto, 7,53 cm de ancho, 9,3 mm de grosor y 160 gr de peso. A la mano se hace un terminal bastante ligero y gracias a la curvatura que tiene la parte trasera se hace más cómodo utilizarlo a una mano. La parte mala de su diseño está en la parte frontal, ya que nos encontramos un marco inferior muy poco aprovechado, que tampoco tiene los botones en él, sino en la pantalla. Quizás ha sido un tema de hardware para meter más elementos como un altavoz más potente, que lo trataremos después.

En el lateral derecho, nos encontramos el botón de encendido y apagado, en el lateral izquierdo están los botones de subir y baja volumen, y todos ellos nos dejan sensación de calidad, nada de falsos toques, ni de apretar más de la cuenta. En la parte superior se encuentra el jack de 3,5 mm y en la parte inferior se encuentra un conector micro USB. Este conector nos ha dado bastantes problemas en el uso diario, ya que el cable no llegaba nunca a entrar bien, sino que parecía que se atascaba al intentar meterlo. En resumen, un diseño bastante cuidado, y más si tenemos en cuenta el rango de precio al se encuentra. Energy Sistem no se ha querido complicar y ha hecho un diseño equilibrado, cómodo y sin grandes fallos.

La moda de las pantallas grandes sigue en pie

Sistem5

Energy Sistem ha subido a la moda que se está viendo en la mayoría de smartphones del momento, ha decidido incorporar en el Phone Max 2+ un panel con tecnología IPS de 5,5 pulgadas y resolución FullHD. Estamos delante de una pantalla bastante notable, con el único ‘pero’ de que, al menos en nuestra unidad, tiene una gran cantidad a nuestro parecer de DPIs, lo que hace que en la práctica veamos los objetos más pequeños y con menos calidad. Sus puntos de densidad ascienden hasta los 267, una cifra adecuada para un terminal de este rango de precio.

El brillo máximo lo hemos notado bastante bueno, aunque en situaciones de mucha luz podíamos ver cómo le costaba bastante al Phone Max 2+ sacar pecho. Aun así, un brillo generoso, lo que si se junta con su calidad del panel IPS nos hace tener una experiencia bastante buena en el día a día. Ya hablaremos más adelante sobre ello, pero que su resolución sea FullHD nos ayudará bastante a tener la batería que tiene este terminal.

A Energy Sistem le gusta apostar por el sonido

Sistem4

En la presentación de este terminal, ya vimos como hacían bastante énfasis en los apartados multimedia, y es por ello que han optado por introducir en este móvil dos altavoces “Xtreme Sound” para darnos la mejor experiencia posible en el audio con calidad y potencia. Esto sobre el papel pinta muy bien, pero teníamos que comprobar a ver si de verdad estábamos ante un sonido de tanta calidad, sí, en parte, tenían mucha razón.

Lo primero que nos llama la atención es que, aunque hayan decidido apostar tanto por el sonido, lo han incorporado en la parte trasera. Al ver vídeos, jugar, utilizar aplicaciones, normalmente obstruimos el altavoz, y nos hubiese parecido una mejor idea haberlo incluido en la parte posterior del terminal. Ahora, aparte de este detalle, los altavoces del Energy Phone Max 2+ son increíbles, tienen mucha más potencia que incluso terminales de gama alta, y en sitios con bastante ruido no perdemos casi calidad ni potencia del sonido. Al escucharse tan bien, nos hemos acostumbrados a poner música o algún vídeo en el móvil a reproducirse, y dejarlo boca abajo y escucharlo. Un aparte que para muchos usuarios es el menos importante, pero que Energy Sistem ha sabido como destacar.

Un rendimiento de gama media

Sistem2

Un procesador MediaTek MT6735  de cuatro núcleos y 2 GB de memoria RAM son los encargados de darle potencia a este terminal. Con estos componentes, Energy Sistem cree que le puede dar un rendimiento a la altura de su precio a este móvil, y sí, está en lo cierto. Su almacenamiento es de 16 GB con posibilidad de ampliarlo mediante tarjetas microSD.

No tendremos ningún problema a la hora de utilizar este dispositivo en el día a día. Android ha evolucionado de una forma que ahora casi cualquier dispositivo con Android 6.0 Marshmallow nos va a ofrecer un rendimiento notable, y así lo consigue el Phone Max 2+, que hará que no tengamos ningún problema a la hora de hacer tareas entre varias aplicaciones y con una fluidez bastante buena. Eso sí, en algunos momentos, sobre todos a la hora de jugar, hemos notado como un poco de lag, y posteriormente, un sobrecalentamiento del terminal en la parte superior. Nada preocupante ni que estropee la experiencia de usuario, pero sí a comentar.

Otro de los puntos en los que destaca este terminal es en el apartado de la batería, ya que estamos delante de una batería de 3.500 mAh. Esta gran cantidad de miliamperios juntos a una resolución FullHD nos da un resultado muy bueno. Energy Sistem, además de haber colocado una batería bastante generosa, ha sabido exprimirlos al máximo, rondando casi todos los días las seis horas de pantalla con un uso variado en WiFi y datos. Por otro lado, su carga es bastante lenta, ya que no incorpora ninguna tecnología de carga rápida y tiene mucha batería que rellenar.

Una cámara que no consigue destacar
Energy Phone Max 2+

Cada vez, los usuarios le dan mucha más importancia a las cámaras en los smartphones, y la compañía española ha intentado dotar a este terminal de una cámara a la altura de su precio. Para ello, tenemos una cámara trasera de 13 megapíxeles con un sensor firmado por Samsung con un Flash LED de dos tonos, mientras que para la delantera, Samsung se vuelve a encargar del sensor, esta vez de 5 megapíxeles.

¿Cuál ha sido el resultado de esta cámara? Esta cámara nos ha dejado en algunas ocasiones con bastante luminosidad unas fotos con bastante calidad y detalle, y sobre todo con una muy buena interpretación de los colores. La diferencia entre el hacer una foto con HDR y sin él es casi nula. La mala noticia es cuando llegamos a condiciones de baja luminosidad o interiores, porque encontramos mucho grano en las fotos, a las fotos les falta calidad y brillo, ya que parece que la situación es mucho más oscura de la situación en la que fue tomada. Con luz artificial en interiores, podemos ver como la foto mejora, pero sigue sin darnos una buena experiencia en condiciones que no sean de mucha luz.

La cámara frontal sí que nos ha gustado bastante, ya que era justo lo que esperábamos: una cámara normal, sin mucho que destacar, que funcione bien tanto en exteriores como en interiores. Claro que si sacamos la foto en condiciones de muy poca luz la foto se ve muy comprometida, pero como casi todas las cámaras de este sector. En general, esta cámara nos ha parecido que está acorde con este terminal, sin mucho que destacar, pero que no te dejará tirado en ningún momento. Te dejamos una galería de Flickr arriba para que puedas ver las fotos que hemos hecho con este terminal.

Conclusiones

Sistem3

El Energy Phone Max 2+ es un terminal, en general, bastante bueno, y sobre todo para los usuarios que pidan en su móvil batería para multimedia. El conjunto de su pantalla de 5,5 pulgadas con el sonido “Xtreme Sound” y la gran batería que porta hará que disfrutes consumiendo vídeos y escuchando música.

Como puntos negativos de este terminal, nos podemos encontrar una parte del diseño, ya que los marcos delanteros están mal desaprovechados y su entrada de microUSB a veces falla. También, la cámara de este terminal no está hecha para amantes de la fotografía, dándonos un resultado no muy bueno en ocasiones de baja luminosidad.

En general, Energy ha sabido destacar en los puntos que deseaba, como la batería o el sonido, y ha hecho que este terminal sea una alternativa real para todas esas personas que quieren un terminal sin complicaciones, que les cumpla sin problemas en el día a día. Su precio oficial es de 159 euros, lo que le hace ser una opción muy recomendable en el sector de la gama media.

Energy Phone Max 2+ | 159 euros