Rincón de ProAndroid

Tras un par de semanas de ausencia, volvemos con una nueva entrega de esta sección, en la que la opinión de un redactor es la base para iniciar un debate sobre temas relacionados con el enorme universo de Android.

Esta semana queremos abordar un tema que poco a poco va ganando terreno en nuestra vida diaria, el denominado “Internet de las cosas”, es decir, que todo este conectado.

En los últimos años hemos vivido un incremento de tecnología y aplicaciones destinadas a tener un mayor control de los objetos que nos hacen la vida más fácil. Desde hace años existe la domótica: para controlar nuestras casas (calefacción, persianas e incluso electrodomésticos) y en las últimas ferias de dispositivos móviles hemos asistido a la presentación de aplicaciones para controlar hasta nuestro coche. ¿No se nos está yendo de las manos?

No digo que el poder controlar ciertos apartados de nuestra vida cotidiana desde nuestro smartphone no sea una ventaja, pero creo que estamos llegando a un punto en el que dependeríamos demasiado de nuestro dispositivo móvil, algo que nos puede pasar factura.

Alguno de vosotros seguro que me llama alarmista o me tache de ser una persona que no valoro el progreso que este tipo de tecnología supone, pero nada más lejos de la realidad. Lo que soy es realista y al igual que me encanta el progreso, también analizo sus pros y sus contras.

Pros

El más claro es la comodidad. El poder gestionar desde pequeñas acciones como el controlar la temperatura de tu hogar desde el trabajo o realizar pequeños pagos olvidándonos de tener que llevar efectivo o la tarjeta bancaria, son avances que nos hacen la vida mucho más cómoda y practica.

Contras

La seguridad. Si tecnologías como el NFC nos permiten abrir nuestro hogar o nuestro coche, tambien permite ser objeto de los “amigos de lo ajeno”. Cualquier persona con un smartphone con esta tecnología puede leer cualquier chip NFC, lo que conlleva que con los programas adecuados pueda clonar esa información y suplantar nuestra identidad. ¿No me creéis? Pues acercar vuestro DNI (en España usan NFC) o tarjeta bancaria con “Contactless”  a vuestro teléfono con el NFC activado y seguro que oís un pequeño sonido. Eso significa que vuestro teléfono ha captado la señal del Chip.

Ahora basta con tener una aplicación de las muchas que hay disponibles en Google Play para que al hacer la sencilla operación que os acabo de describir para que os genere una serie de números y letras que pertenecen al código de vuestro chip (os dejo una de esas aplicaciones al final del post)

No digo que ese código pueda ser introducido en una “etiqueta NFC” así de simple, pero teniendo en cuenta que los Hackers nos llevan mucha ventaja, seguro que algún desarrollador crea una aplicación que permita clonar con exactitud nuestros datos y permita entrar en domicilios o apropiarse de coches con tan solo pasar su terminal.

El ejemplo del NFC se puede extrapolar a Lg y su LG G Watch Urban, que con la asociación con Audi, permite controlar y encender una serie de modelos de coches. ¿Si te quitan el reloj o te clonan cierta información, te quedas sin coche tambien?

Conclusión

Es bueno evolucionar y adaptarse a las nuevas tecnologías, pero hay que tener cuidado con lo que hacemos con ellas con ellas. No podemos empezar a sincronizar todos los elementos que nos acompañan en nuestra vida cotidiana sin preocuparnos un poco por la seguridad que pueden requerir ciertas acciones.

Gogle Play | TagInfo by NXP