cuesta fabricar el Samsung Galaxy S8

La industria telefónica es un negocio. Es más, se trata de uno de los negocios más rentables para algunas compañías. Todas quieren ganar dinero, y las estrategias varían dependiendo de la marca de la que hablemos. Por ejemplo, Xiaomi no tiene la misma estrategia que Samsung, o que LG, por lo que sus números cambian, tanto en ventas como en ingresos. La compañía que más ingresos genera en la industria telefónica, es Apple, y Samsung le sigue desde una distancia bastante grande. Hoy, toca hablar de cuánto cuesta fabricar el Samsung Galaxy S8. 


El reproductor del Samsung Galaxy S8 pasa a ser Google Play Music


El Samsung Galaxy S8 es uno de los dispositivos más importantes de la actualidad. Hace apenas dos días que se puede comprar, y ya estamos viendo como muchos usuarios empiezan a reportar algunos fallos en la pantalla. Si dejamos esto de lado, nos podemos centrar en cuánto gana Samsung con cada Galaxy S8 que fabrica. Hoy, podemos saber cuánto cuesta fabricar el Samsung Galaxy S8.

287 euros es lo que cuesta fabricar el Samsung Galaxy S8

Seguro que tras la presentación del dispositivo, te has preguntado cuánto cuesta fabricar el Samsung Galaxy S8. Todos los años, lHS Markit nos muestra el valor de los componentes de algunos dispositivos, consiguiendo el coste de fabricación para la compañía. Hoy, toca hablar del Samsung Galaxy S8, uno de los dispositivos más caros del mercado.

buy-now_banner_galaxy-s8

Según IHS Markit, 287 euros es lo que cuesta fabricar el Samsung Galaxy S8. El coste de los componentes es de 283 euros, pero hay que sumarle los 5 euros que cuesta ensamblarlo. Entre los componentes, vemos diferentes precios, aunque como siempre ocurre, lo más caro es la pantalla y el procesador. Para el panel, estamos hablando de unos 80 euros de costo, mientras que el procesador baja hasta los 42 euros. 

También hay algunos componentes más baratos, como los sensores, o la batería, que tan solo cuesta 4 euros. Para las memorias, el pack de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, tiene un valor de 38 euros. Si sumamos todos los componentes que tiene el dispositivo, llegamos hasta los 283 euros, un coste que supera en unos 40 euros al del Samsung Galaxy S7. El margen que obtiene Samsung con este Galaxy S8, es de unos 500 euros, aunque por el camino se queda bastante dinero en transporte, marketing y el propio margen de los distribuidores. 


El escáner de iris del Samsung Galaxy S8 podría servir para realizar pagos bancarios