Android-Oreo-700x500

Si tienes un dispositivo Android, y estás metido en el mundo tecnológico, sabrás lo que es la fragmentación. Para el que no lo sepa, decirle que su propio nombre lo indica. Es diversidad de versiones del mismo sistema operativo que tenemos en el mercado, donde las antiguas tienen un gran hueco, lo que entorpece la llegada de nuevas versiones. No es Google el culpable de la fragmentación, sino más bien los fabricantes, y esto, por duro que suene, seguirá siendo así. 


Android O ya es oficial y se puede instalar desde hoy mismo


Siempre que aparece una nueva versión de Android, la red se llena de las mismas preguntas: ¿Actualizará mi smartphone a Android x.x? ¿Por qué tarda tanto la actualización de mi smartphone? Todo esto es un ciclo que se repite cada año, y que en 2017 se ha adelantado varios meses. Puede que pienses en un cambio de estrategia, pero realmente la cosa seguirá igual que siempre.

Nougat no tiene ni el 3% del mercado en marzo de 2017

informe-android-marzo

De todos los millones de dispositivos que se conectan a Google Play en el mundo, menos del 3% cuentan con Android 7.0 Nougat. Aquí es cuando nos damos cuenta de que Android tiene un problema, pero que nadie sabe como solucionar. Hace unos 7 meses que tenemos la nueva versión de Android, pero seguro que muy pocas personas que conoces cuentan con este sistema. Solo el 3% de la población Android puede decir que corre Nougat, y esto es un grave problema.

El sistema se hace más maduro, con nuevas ideas, notificaciones inteligentes, iconos adaptativos y más, pero la realidad es, que todas estas novedades, la mayoría de usuarios las estarán utilizando por primera vez, uno o dos años después del lanzamiento oficial. Lo podemos ver claramente con Lollipop o Marshmallow. En estos momentos, son las versiones que más dispositivos tienen, cuando su lanzamiento fue hace dos o tres años dependiendo de qué versión hablamos. 

Android O no ha llegado para terminar con esto

notification-chanel-1

Siempre hay que hacer caso a Google, pero en algunos casos, hay que tomarse las noticias que nos da, con un precaución. Que Google haya desarrollado Android O con ayuda de los fabricantes, no nos deja en una mejor posición frente a la fragmentación. Puede que Samsung, o LG se laven la cara actualizando pronto sus dispositivos de gama alta, pero todos los demás seguirán contando con versiones antiguas.

Android O no tiene ventaja frente a las demás versiones, y es seguro que avanzará de una manera similar, y el año que viene por estas fechas, veremos si es capaz de contar con el 3% de mercado mundial en Android.


Las baterías líquidas tienen mucho que decir en la telefonía móvil