Análisis del Oneplus 5: un digno competidor en la élite

Hablar de Oneplus hoy en día no es un tema fácil, sus amantes y detractores se cuentan por miles alrededor de todo el mundo. Corría el año 2014 cuando un nuevo fabricante se lanzaba al mercado con el objetivo de hacer frente a la gama alta. Solo unas pocas marcas han conseguido llegar a lo más alto del sector de la telefonía móvil, a día de hoy 3 años después, no hay ninguna duda de que Oneplus está aquí para quedarse. Hoy os traemos lo que tanto estabais esperando, el Análisis del Oneplus 5.

Desde el Oneplus One hasta el Oneplus 5 han pasado varios años y la marca ha sabido aprender de los errores (no de todos) que tuvo desde sus inicios. El sistema de invitaciones ya pasó a mejor vida, su soporte postventa ha mejorado indudablemente y sus terminales han evolucionado al ritmo del mercado dando mucho que hablar en todo el sector. En 2017 el Oneplus 5 se ha vuelto a alzar como una de las propuestas más interesantes del panorama Android y vamos a intentar contároslo todo de forma detallada en esta review.

Diseño cuestionable, pero muy premium

A estas alturas no os vamos a contar nada que no sepáis sobre la estética de este terminal. Una política de diseño que nos ha molestado bastante teniendo en cuenta el gran y original diseño de los ya antiguos Oneplus 3 y Oneplus 3T. Oneplus ha decidido copiar prácticamente toda la parte de trasera de un dispositivo que no necesitaba de plagios para destacar entre la gama alta. Una distribución de elementos idéntica a la del Iphone 7 Plus, incluso en el uso de la doble cámara y el flash que podía haber sido evitada.

Oneplus 5 trasera

Pero cuidado, como bien comentaba un importante medio internacional en YouTube, si vamos a copiar, al menos vamos a copiar las cosas buenas. Y no creo que nadie pueda objetar que la construcción del terminal es excepcional. Un tacto muy premium gracias al cuerpo de metal unibody que resulta comodísimo a la mano. Es uno de esos terminales que a la hora de tener que ponerle funda, sientes que estás perdiendo una gran experiencia de uso.

En lo relativo a peso y dimensiones el dispositivo sorprende por su ligereza y sus 153 gramos se hacen muy cómodos para el uso diario. Pero en especial destaca por sus 7.25 mm de grosor que provocan unas ganas irremediables de tenerlo en las manos todo el día. Sin duda, esta reducción de milímetros comparado con las generación pasada le ha sentado muy bien. En cuanto a la distribución de botones no hay mucho que destacar salvo la inclusión de nuevo del alert slider, algo muy útil para gestionar las notificaciones. Sí que es cierto que los botones de volumen tienden a moverse un poco al tocarlos en nuestra unidad. Aunque este juego que realizan las 2 piezas de volumen parece ser algo normal en la construcción según han reportado en Reddit.

Oneplus 5 trasera

Pasando a la parte frontal y la pantalla contamos con un panel Full HD 1080p que nos ha gustado bastante. Un panel que sin llegar a destacar hasta el extremo del Samsung Galaxy S8, sí que puede colocarse entre los mejores. Ser AMOLED le sienta muy bien y se puede apreciar la viveza e intensidad de los colores en pantalla. Cuenta con un brillo muy elevado con el que tampoco nos quedaremos cortos en exteriores. Si bien es cierto que no sube hasta la resolución QHD, esto es algo que objetivamente no le hace ninguna falta y que lo único que provocaría sería un lastre en la batería. La diferencia en mano con un dispositivo con panel QHD es prácticamente inapreciable incluso al visualizar el mismo vídeo.

Es cierto que Oneplus no ha dado el salto a las pantallas edgeless y eso es algo que le va a pasar factura, quizás quede implementado con otra revisión de este dispositivo. Por último hay que poner de relieve que el sensor de huellas es algo sublime. La rapidez con la que se desbloquea el teléfono no envidia a ningún terminal y la colocación frontal del sensor es todo un acierto, aunque esto ya dependerá del usuario.  En resumen, el diseño de este dispositivo es algo que gustará a unos y defraudará a otros, pero no se puede poner en duda la calidad de construcción y el gran feedback a la mano que otorga.

Componentes de lujo y rendimiento sobresaliente

Nada puede cuestionarse a este dispositivo cuando hablamos de sus engranajes. Monta el último y más potente procesador de Qualcomm, un Snapdragon 835 acompañado por la Adreno 540 que han demostrado dar un rendimiento de escándalo. Si esto no fuera suficiente, a la elección del usuario contamos con las variantes de 6 y 8 GB de RAM así como con 64 o 128 GB de almacenamiento. Es importante reseñar que contamos con memoria UFS 2.1 con la que vamos a notar una notable diferencia tanto en escritura como en lectura de datos. Podemos alcanzar 780 MB/s de velocidad de lectura así como 200 MB/s de escritura

Pasando ya de datos técnicos y centrándonos en lo que de verdad importa, podemos decir sin lugar a duda que puedes hacer lo que quieras con el móvil sin notar ni el más mínimo lag o retardo. Desde jugar a los juegos más exigentes como tener decenas de aplicaciones abiertas al mismo tiempo, en ningún momento da la sensación de que le estemos haciendo ni cosquillas al terminal. Las transiciones entre escritorios así como la apertura de aplicaciones son algo casi instantáneo y da la sensación de tener algo muy potente y fiable en las manos en todo momento.

Centrándonos en el software de este móvil vamos a hablar de la experiencia con Oxygen. Algunos de los redactores, nos sentimos reacios ante la transición de CyanogenOS a OxygenOS hace ya unos años. Pero lo que ha conseguido Oneplus  con su capa de personalización es algo que no podemos pasar por alto en este análisis, y es que en pocas palabras es una maravilla. Si estás buscando algo parecido a Android puro y que además te aporte unas opciones de personalización extra, deja de buscar, porque has encontrado tu móvil.

Cámara Oneplus 5

La fluidez en este dispositivo como ya hemos comentado alcanza unos niveles que rozan lo anormal. De verdad, es un gustazo pasar las horas entre las aplicaciones, exigiéndole todo lo que quieres y viendo que la respuesta es óptima en todo momento. En estas dos últimas semanas han pasado ya por el Oneplus 5 varias actualizaciones y esta parece ser la tónica habitual, sin contar además con la promesa de Android O antes de final de año. En resumen, Oxygen es un capa de personalización muy recomendable si vienes de un Nexus, Pixel o si llevas varios años que no quieres saber nada de bloatware del fabricante de turno.

Pero no todo iban a ser buenas noticias, a día de hoy Oneplus sigue sin dar una respuesta al problema con el “efecto jelly” que están reportando muchos usuarios. Al parecer la construcción del panel a la inversa, volteándolo 180 grados, provoca ese efecto acordeón tan molesto al realizar el gesto de scroll. En Pro Android hay compañeros que han notado este problema, haciendo que la experiencia de uso sea verdaderamente desagradable. Sin embargo, no hemos notado este efecto en nuestra unidad, y afortunadamente hemos podido disfrutar estas semanas del móvil sin problemas para realizar el análisis. Lo que está claro es que los usuarios afectados necesitan una solución, en especial después de haber hecho un desembolso de estas características.

Conectividad con sus más y sus menos

La verdad es que este no es un apartado que suela ser muy comentado, a estas alturas todos los gama alta cuentan con unas conexiones muy estandarizadas, incluso los gama media no tienen mucho que envidiar. En este caso hay que prestar especial atención a algunos detalles como el uso de Dual SIM o el USB Type-C. Pero también a la implantación del Bluetooth 5.0, una gran apuesta de futuro sabiendo que en la actualidad casi no contamos ni dispositivos con esta tecnología. El 5.0 nos promete doblar la transmisión de datos, multiplicar el ancho de banda por ocho o aumentar el alcance de la conectividad por cuatro. También contamos con LTE Cat 12 que permite 600 Mbps en descargas y hasta 150 Mbps en subidas.

Frontal Oneplus 5

En lo relativo al uso diario de WiFi hemos notado que el alcance y la calidad de la señal respecto al router es aceptable, diría que notable, pero tampoco sobresaliente. Cuando te alejas varias habitaciones hemos notado un descenso considerable de la señal, quizás excesivo. Además la experiencia con el uso de datos móviles tampoco ha sido algo destacable, en interiores pese a contar con las bandas 4G que se utilizan en España como la banda 20, hemos notado problemas, bajando la cobertura hasta H+. Cierto es, que en exteriores no ha faltado nunca la conexión 4G, pero es algo que había que señalar en este análisis a fondo.

Un paso adelante con la cámara, muy cerca de los mejores

Sabemos de la importancia de este apartado para la gran mayoría de los usuarios. Ahora más que nunca los móviles están desbancando a las compactas para el uso diario y es una decisión importante. En este caso Oneplus apuesta por una doble cámara, un sensor de 16 megapíxeles con apertura f/1,7 y otro sensor de 20 megapíxeles con apertura f/2,6. Además este año Oneplus ha contado con la ayuda de DxO para la realización para la realización de las cámaras.

Oneplus 5 foto

La cámara se caracteriza principalmente por suponer una mejora sustancial respecto al Oneplus 3T en todos sus apartados. Ya sea en enfoque que mejora un 40%, estabilización, colorido, disparo y en especial realiza un gran trabajo a la hora de realiza macros. Además permite variar entre el zoom X1 y zoom X2 para realizar fotos con cada sensor y adaptarse a nuestras necesidades dependiendo de la distancia del objeto que queramos fotografiar. En cuanto al vídeo pese a estabilizar la imagen a través de software, la respuesta en vídeo a 30 fps y 1080p es realmente buena. Sin embargo la estabilización empieza a fallar al pasar a 60 fps y se resiente especialmente al grabar a 4K, algo que esperemos vayan puliendo con actualizaciones futuras.

Oneplus 5 foto

Contamos también en la aplicación de cámara con un modo Pro que permite modificar bastantes ajustes como el ISO, el balance de blancos, la velocidad de obturación, el enfoque, la exposición, grabar en RAW etc. Algo que beneficia enormemente a aquellos que prefieren modificar cada parámetro y obtener mejores resultados que con el modo automático. Además contamos con un modo retrato que añade un efecto de profundidad y desenfoque que cumple y deja un efecto bastante aceptable.

Modo Pro Oneplus 5

Batería digna de elogio

Algunos ya nos temíamos que con el descenso de miliamperios respecto de la generación anterior, íbamos a tener unos consumos mediocres. Pero lo cierto es que los datos hablan por si solos y el rendimiento con 3300 mAh es magnífico. Esto ha podido ser en parte gracias al Snapdragon 835 así como la eficiencia en la memoria RAM LPDDR4X que promete mejor autonomía. Pero claramente, el componente clave que ayuda a mejorar los consumos sin lugar a duda ha sido la pantalla que se ha mantenido en resolución Full HD.

Hemos llegado a alcanzar hasta dos días de uso con hasta 7 u 8 horas de pantalla con un uso moderado. En los días de más rendimiento no habrá problemas para pasar el día fácilmente con más de 5 horas de pantalla. En cuanto al famoso Dash Charge, el sistema de carga de rápida de Oneplus en media hora de carga nos asegura un día de uso. Además, podemos usar el móvil mientras se carga sin notar ningún tipo de calentamiento excesivo. En resumen, el apartado de la autonomía en este dispositivo nos ha sorprendido gratamente y cumple de sobras las expectativas.

Nuestra opinión sobre el Oneplus 5

Desde la redacción quedamos un tanto sorprendidos por el precio del Oneplus 5, que desgraciadamente pone en duda su título de Flagship Killer. Tenemos una competencia atroz con un LG G6, Huawei P10, o incluso un Samsung Galaxy S8 que son dignos rivales a batir este año. Sabemos perfectamente que contar con los últimos componentes del mercado incrementa el precio final, pero dejándonos llevar por esa premisa, Oneplus debería habernos traído una pantalla con unos marcos mejor aprovechados y quizás una resistencia al agua que se echa de menos.

Oneplus 5 cámara

Como puntos negativos podemos encontrar la subida de precio respecto a la generación anterior, un diseño demasiado común, así como un cámara que todavía se encuentra un peldaño por debajo de la gama más alta. Pero también contamos con puntos positivos como un rendimiento sublime, Android puro, una gestión muy buena de la batería o una construcción muy sólida y ergonómica a la mano. En conclusión el Oneplus 5 se ha convertido un móvil personal para varios de nosotros, especialmente por la fluidez del sistema y por una política de actualizaciones por la que siempre se ha caracterizado Oneplus y de la que prácticamente ningún fabricante excepto Google puede presumir.

 

Cristian Viñuales

Exredactor en Pro Android. Graduado en Derecho, Proyecto de Jurista Criminólogo, amante de los videojuegos, Android y la tecnología en general.

22/07/2017 17:00