Análisis del Motorola Moto G5: un terminal para intentar mantener el reinado

Ya tenemos entre nosotros el nuevo Motorola Moto G5, y hoy os traemos nuestro análisis en profundidad para que conozcáis todos los detalles y secretos que esconde.

Si lleváis algo de tiempo atentos a lo que el mundo Android se refiere, sabréis que la gama Moto de Motorola ha sido desde hace años un referente en lo que a gama media se refiere. Dispositivos de unas características notables y con una relación calidad-precio muy complicada de superar. Pues bien, como podréis descubrir en esta review, intenta mantener esa línea que tanto les ha caracterizado hasta el momento. Comenzamos con el análisis del Motorola Moto G5.

Análisis del Motorola Moto G5 – Rendimiento por encima de lo esperado

Si bien siempre se espera una rendimiento notable, como poco, en esta gama Moto, tratándose del hermano pequeño (recordamos que también está el Moto G5 Plus), podíamos suponer un rendimiento algo más discreto, al menos sabiendo que integraría un procesador Snapdragon 430 de ocho núcleos junto a una Adreno 505, eso sí, acompañados de 2 GB o 3 GB de memoria RAM. Pues bien, lejos de poder ponerle alguna pega, el rendimiento que nos ha ofrecido este Moto G5 ha sido sobresaliente. Comentar, eso sí, que nosotros hemos podido disfrutar de la versión de 3 GB de RAM. También comentar que cuenta solo con 16 GB de almacenamiento interno ampliables hasta los 256 mediante microSD.

Análisis del Motorola Moto G5

Destacar, por otro lado, que el Moto G5 llega con Android 7.0 de fábrica, algo que ayuda en gran medida al buen rendimiento obtenido y es que, pese a no tratarse de Android stock, sí que queda muy, muy cerca, añadiendo un par de detalles de Lenovo. En la actividad normal (desplazamiento entre pantallas, menús y accesos rápidos entre aplicaciones) se ha comportado a la perfección. Totalmente fluido, al igual que a la hora de exigirle un poco más con juegos más potentes. En definitiva, a pesar de lo que podría haberse convertido en un punto negativo debido al Snapdragon 430, quizás algo justo a estas alturas, el rendimiento cumple con creces en este Moto G5.

Un diseño no tan espectacular el de este Motorola Moto G5

Eso sí, no todo iban a ser palabras de adulación hacia él en nuestro análisis del Motorola Moto G5, pues pese a mantener muy claramente la línea de diseño con respecto al Moto G4, queda muy por detrás de otros tantos dispositivos de la competencia. Ya no solo por no evolucionar respecto al año pasado, que también, sino por estar muy lejos de lo que en la actualidad se está ofreciendo.

En la parte trasera nos encontramos una cubierta de aluminio, con la peculiaridad de que los bordes de esa misma carcasa son de plástica, y es que no se trata de un dispositivo unibody, sino que podremos extraer en cualquier momento dicha parte trasera para encontrarnos la batería de 2.800 mAh. Una opción un tanto extraña y que, pese a que se siente cómodo en la mano, no transmite una sensación de resistencia que sí ofrecían sus sucesores. Y bueno, también toca hablar de los marcos. Unos marcos que nunca habían sido excesivamente pequeños, pero que esta vez han ido un poco más allá., al menos en los dos laterales. Nada que no podáis apreciar vosotros mismos en las imágenes.

Pero tampoco es todo malo, como bien he mencionado, se trata de un dispositivo muy ergonómico y cómodo. Con una pantalla de 5 pulgadas Full HD (1.920×1.080 píxeles), se adapta muy bien, incluso a una sola mano. Como principal novedad, esta vez nos encontraremos el sensor de huellas en la parte frontal, y no solo como tal, sino que, para sorpresa de más de uno, hará las veces de botonera, eso sí, solo si queremos. Se trata de una de las peculiaridades de este Motorola Moto G5 que viene por defecto con la botonera virtual, pero que debido al tamaño de la pantalla y a los marcos ya predeterminados, hace algo denso. Es por esto que desde Lenovo han incorporado la posibilidad de configurar los botones en nuestro sensor, aprovechando así la totalidad de las 5 pulgadas.

Una pantalla acorde a la gama del dispositivo

Pese a que ya hemos comentado un poco por encima las características de la pantalla (5 pulgadas FHD), hay que tener en cuenta la experiencia real que ofrece al usuario. En este caso, y pese a los marcos, volvieron a las 5 pulgadas tras el paso de las 5.5 en el Moto G4. Un tamaño mucho más acorde y, por regla general en la mayoría de los casos, mucho más cómodo para un dispositivo de gama media. Gracias a esta reducción, además nos encontramos con un aumento en la densidad de pantalla, alcanzando los 441 píxeles por pulgada.

En este apartado, ninguna objeción, brillo más que suficiente y una calidad buena. Sin alardear en exceso, poco más se le puede exigir teniendo en cuenta el precio del dispositivo que, pese a encontrarse en dos variantes, se sitúa por debajo de los 200 euros.

En el apartado fotográfico unos resultados muy adecuados

Antes de llegar a las conclusiones finales, toca hablar en la review de uno de los puntos más importantes en cualquier dispositivo móvil, y es que el apartado fotográfico cada día que pasa gana importancia a la hora de decantarse por uno u otro dispositivo. En este caso, el Motorola Moto G5 cumple de manera notable gracias a una cámara trasera de 13 megapíxeles con apertura focal 2.0. Imágenes muy buenas en condiciones favorables de buena luminosidad, aunque quizás no tanto cuando el contexto no es el idóneo. ¿Los resultados? Podéis verlos en la siguiente galería de imágenes que hemos tomado estos días de uso con el Motorola Moto G5.

Galería de imágenes hechas con el Motorola Moto G5

La calidad de las imágenes no es la original. Si quieres verlas en su calidad real puedes hacerlo en este enlace de Flikr.

En la parte delantera nos encontramos con una cámara de 5 megapíxeles con apertura focal 2.2 que, sin ser una maravilla, cumple decentemente. Es evidente que el apartado fotográfico no es el gran punto fuerte de este Motorola Moto G5, pero también es verdad que para nada disgusta. En resumidas cuentas, cumple con su cometido en la medida de lo posible.

Nuestra opinión del Motorola Moto G5

Y, ahora sí que sí, toca finalizar el análisis del Motorola Moto G5, un dispositivo que llegaba para seguir reinando en la gama media de mercado y que, aunque para gustos los colores, sí que volverá a competir, con razones de mucho peso, por ese puesto tan importante que supone situarse como uno de los mejores dispositivos en este rango de precio y de especificaciones. Un más que buen rendimiento, con una autonomía que destaca para bien y que, pese a lo que pueda suponer el diseño, reúne las características para ostentar el trono. Eso sí, quizás se esperaba un salto mayor respecto al Moto G4 del año pasado, algo que esperamos se lleve acabo en el próximo salto que veremos, con casi total seguridad, el curso que viene.


Moto G5 al mejor precio en Amazon


 

Manuel Gómez

ExRedactor en ProAndroid.com | Estudiante de Ingeniería Informática y apasionado del mundo Android. Puedes leerme en Twitter: @Manu95G

02/06/2017 19:30